sábado, 31 de octubre de 2020

Sobre generaciones (viejas y nuevas)


Este post iba a ir enfocado a la inminente salida de las nuevas consolas. Xbox Series y PS5 ya están listas para quienes quieran pegar el salto a otra nueva generación. Pero me he detenido un momento en esa palabra: generación. Y echando un poco la vista atrás veo cómo han cambiado las cosas desde los tiempos de los 8 bits, que es donde yo empecé hace ya más de 30 años. Muchos de nosotros hemos ido aguantando con el paso del tiempo las embestidas de todas direcciones por el sólo mero hecho de tener una afición como es la de jugar a videojuegos, o como se dice hoy: ser un gamer. Porque a pesar de que, por fortuna, está mejor visto que nunca hoy día el hecho de que la gente juegue a videojuegos, hay ciertos estigmas que parecen no marcharse jamás. Aquellos dedos acusadores que antaño nos marcaban como bichos raros, o "asesinos de la katana", ahora aguantamos otras tonterías.

De ahí mi particular "lucha" contra ciertos youtubers. Pongo algunos ejemplos, por si a alguien más le ha pasado, que seguro que sí. No hace mucho alguien me comparó con youtubers como el Rubius y gente así. Por lo visto esta gente hasta tiene ya un programa de televisión y todo. Será verdad, pero ni me he molestado en buscar más información. No me interesa. Como tampoco me interesa que me comparen con esa gente. Primero porque no soy youtuber. Y segundo porque esa gente, en mi opinión, representan la peor parte del mundo del videojuego actual: postureo y gilipollez. Esa gente no tiene ni puta idea de videojuegos. Solamente los usan como excusa para hacer el payaso ante la cámara y vivir de ello. No es algo ilícito, faltaría más, pero manda cojones que se tomen a esa gente como referencia para catalogarnos a todos los "gamers" por igual.

Llevo tiempo hablando con gente más joven que yo. Familiares y amigos, que rondan desde los 12 a los 19 años, y que, como no podía ser de otra manera, juegan a videojuegos. Ellos se tragan durante horas y horas vídeos y streamings de este tipo de personas que no aportan absolutamente nada útil. Yo no lo soporto. Pero desde nunca. No me aporta nada ver a un tío haciendo el gilipollas constantemente con un videojuego. O ver a otro decir una tontería tras otra, haciendo críticas exageradas hacia cualquier juego, o compañía. Esta especie de "Sálvame" de los videojuegos me parece lo peor de estas generaciones de jugadores. Y es que parece que para jugar a lo que sea necesitas el móvil al lado para ir viendo qué hace tu youtuber de turno. Por eso, por un lado, me alegra de que el hecho de jugar videojuegos se esté "estandarizando" en la mente colectiva, pero me asustan estas formas.

Ojo, no culpo a los usuarios. Es lo que toca hoy. No es una crítica en plan abuelo cebolleta. Vivo muy bien sin ver a esta clase de youtubers, y sigo disfrutando de los videojuegos, tanto de lo retro como lo actual. Es más, estoy todavía indeciso a la hora de decantarme por las nuevas consolas. Me atrae mucho Series X, pero PS5 vendrá con mejores juegos de salida. No sé que haré de momento. Y al mismo tiempo quiero preparar una RPi4 bien cargadita de juegos de Dreamcast. Para esto último sí que busco información por Youtube. Es así como lo uso, como una herramienta más que me aporte algo, me enseñe y me saque de dudas. Decir eso a un chaval de 18 años, es decir, que usas Youtube como una herramienta, es para ellos muy sorprendente. Dan por hecho que todos hacemos lo mismo y que esa es la manera de ser un buen "gamer". A veces, y sólo a veces, parecen caer de la burra cuando me comentan que tal youtuber hace tal cosa y yo les respondo: "¿Quién? ¿No será otro youtuber que vive de hacer el gilipollas con los videojuegos, no?. Entonces pasa un microsegundo por sus mentes, se hace el silencio, y alguno incluso agacha la cabeza o se encoge de hombros.


 

Pero insisto en que no los culpabilizo. Son los tiempos que corren y hay que aceptarlo. Que a mi no me guste, pues es problema mío. Seguramente yo sería el primero en hacer lo mismo si tuviera su edad, y todos mis amigos hicieran lo mismo. Solamente creo que pueden aprovechar mejor una herramienta como Youtube, ya que sí existen buenos youtubers que aportan cosas útiles. Como alguien más sabio que yo dijo un día: "Imagina que Youtube es un gran pozo de mierda con diamantes dentro. Tienes que lanzarte al pozo, ensuciarte y meter la mano hasta que des con un diamante sin mancharte".  Y conforme pasa el tiempo, más razón le doy. Pero, por otra parte, hay que reconocer que hoy día es una alegría el poder buscar información inmediata sobre cualquier juego. Lo que hubiésemos dado por tener todo esto en los 80 y los 90. Y estamos en un momento donde jamás habíamos tenido tantas opciones jugables, tanto retro como moderno. Emulación, consolas mini, micro-ordenadores (Mini PCs, Raspberrys...), bartops, móviles... Y gente como yo, que ya andamos sobre las 40 primaveras, seguimos ilusionándonos con el cambio de generación de consolas. 

Como decía, hablo con gente más joven e intento inculcarles un poquito de cultura videojueguil. Me gusta verles sorprendidos cuando les pongo a jugar a mi recreativa (una Video Líder). Se aguantan la cosa de tocar la pantalla y no se hacen a pulsar los botones físicos. Al principio les descoloca, pero conforme juegan les van cogiendo el gustillo. A algunos les echa para atrás los gráficos. Lo ven "muy antiguo". Se han criado viendo juegos poligonales, y no reciben demasiado bien esto de los píxeles y sólo tener un scroll lateral, sin profundidad. Y hay de todo: desde quien reniega de los clásicos porque le parecen juegos prehistóricos que no merecen la pena, hasta los que sienten curiosidad y no les hace ascos a nada. Y cuando le explico a alguno cosas como que Sony y Nintendo trabajaron juntas para crear una consola hace muchos años, casi les explota la cabeza. Sobre todo, a algunos que les noto algo "polarizados" en este sentido. Redes sociales y youtubers tienen la culpa de esto.

Es otro tema que me preocupa. Se está intentando hacer una especie de guerra de consolas bastante poco recomendable. Nada que ver con aquello de MegaDrive contra SNES. Llevamos años contemplando como se montan posturas radicales contra lo que a uno no le gusta, o no puede permitírselo. O hay demasiados trolls por la red, o mucho tonto que se "pica" porque hay alguien detrás que lo "pica", para ganar visitas y dinero. El caso es que creo que nunca había notado esta especie de odio hacia la consola que uno no tiene, o la competencia. De crío me compré una NES pero algunos amigos míos tenían Master System II, y no recuerdo discutir sobre quién la tenía más grande. No odiaba a quien tenía otra consola distinta a la mía... lo que quería es hacerme de esa otra consola, para tenerlas todas. Quería (y quiero) jugar a todos los sistemas posibles, para experimentar por mí mismo la experiencia.


 

Casi estoy por decir que siempre me ha dado más por criticar los sistemas propios que los ajenos. Más que nada porque exijo que mi compra me sea satisfactoria. He criticado tanto a Sony, como a Microsoft como a Nintendo cuando he creído oportuno. El problema es que España es "zona Sony" y a veces tienes que andarte con pies de plomo con ciertas cosas. Por desgracia hay todavía muchos jugadores que no salen del ecosistema "PlayStation" por tener una mente cerrada. Dan por hecho que con tener la consola de Sony lo tienen todo y no necesitan nada más porque el resto no vale para nada. De estos que consideran a Nintendo que sólo es para críos y que Microsoft es una mierda porque sí. Éstos sí que me han dado pena, tanto los de ahora como los de generaciones anteriores (PS2, Xbox 360, Wii...). Sigo escuchando cosas que parecen metidas con un taladro en ciertas mentes: "Mario es para niños" o "para qué quiero jugar a Forza si tengo Gran Turismo". Es una auténtica pena, pero es así. Al menos me queda el consuelo inútil y jocoso de que, ciertas cosas, como éstas, no cambian.

Por todo esto afronto el cambio de nueva generación así, ilusionado, pero con ciertas preocupaciones en diversas cosas del mundillo. Tengo otra perspectiva que me permite analizar mejor todo lo que ocurre, ya que tengo experiencia no sólo como jugador habitual, sino también como alguien que en su día trabajó en este sector. Creo que la nueva generación va a ser muy buena. Tanto o más que la actual, que nos ha dado tantos buenos juegazos. No hay generación sin juegazos. PS5 y Xbox Series van a ser dos pedazos de consolas muy prometedoras. Posiblemente las más prometedoras de los últimos años, con Microsoft poniéndose, al fin, las pilas. Por mi parte sólo queda recomendar a todos que disfrutéis de los videojuegos, tengáis la consola que tengáis, y que seáis inteligentes y no os dejéis llevar por las opiniones de cuatro payasos que lo único que quieren es ganar dinero con vuestras visitas. Siempre digo lo mismo: el mejor analista de un videojuego es uno mismo. Si llegáis a comprender eso, habremos conseguido algo muy importante en los tiempos que corren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario