martes, 26 de mayo de 2020

Probando ReDream en Raspberry Pi 4



Si algo esperaba del nuevo modelo de Raspberry Pi, es que su potencia fuera la necesaria para la emulación de una de mis consolas favoritas: Dreamcast. Y mis plegarias han sido escuchadas, a pesar de que todavía todo lo que se está desarrollando para RPi4 no se encuentra en su fase óptima. A la hora de escribir este post ni siquiera hay noticias de que distribuciones como Recalbox estén todavía adaptadas. Esa no, pero Retropie sí que lo está, y permite instalar, para quien no quiera quedarse con el emulador estándar, con la versión experimental de ReDream, un emulador que es considerablemente mejor. Tras probar algunos juegos, los resultados son bastante esperanzadores, sobre todo para que en un futuro casi inmediato podamos disfrutar y montarnos nuestras propias "mini-Dreamcasts".


En primer lugar os cuento qué modelo y cómo lo he probado:

-Raspberry Pi 4 (versión 1.2) de 4 GB de RAM.
-Retropie 4.6 instalado en una microSD de 8GB.
-Disco duro externo de 500 GB con alimentación independiente (enchufado a la luz, vamos).
-Teclado y ratón USB.
-Mando de Xbox 360.
-Etcher, para copiar la imagen.
-Mini tool partition wizard para formatearlo todo en FAT32.

Como no tenía una SD de mayor capacidad he aprovechado que tenía un disco duro sin casi uso para hacer las pruebas. Recordad que para que Retropie reconozca roms en un pendrive o disco duro, debéis formatearlo en FAT32 y crear en él una carpeta llamada "retropie-mount". Después lo conectais a la Raspberry y reiniciáis o la apagáis. Cuando volváis a conectar el pendrive o disco duro a vuestro PC ya os saldrán todas las carpetas para copiar roms y todo lo que queráis.

Una vez hecho esto es tan sencillo como ir a "roms/dreamcast" y copiar allí los juegos de Dreamcast que queramos. El emulador admite isos en formato CDI y GDI. En caso de GDI tenéis que copiarlos en carpetas independientes. De lo contrario vais a formar un buen cacao. Esto es porque este formato consta de varios archivos por juego, por lo que han de ir en una carpeta cada uno. La carpeta se puede llamar como queramos, así como el archivo GDI (no pasa como con el GDEMU que había que renombrar). Por otro lado, CDI simplemente es un archivo que sólo hay que copiarlo tal y como está.

Así es un juego GDI. Hay que copiar todo eso en una carpeta individual por juego.


¿Es mejor CDI o GDI? Siempre va a ser mejor GDI, por la simple razón de que es el formato que ofrece una copia íntegra del juego. Si optamos por CDI, nos vamos a encontrar juegos craqueados, o con ausencia de músicas y cosas así. Yo recomiendo, si sólo se quiere disfrutar de los juegos tal cual son, el formato GDI. Una vez tengamos los juegos copiados en el disco duro (o donde queráis, pendrive o microSD...), hay que instalar ReDream, ya que no viene por defecto en la versión 4.6 de Retropie. Seguimos estos pasos:

-Vamos a "RETROPIE CONFIGURATION".
-Después a "RETROPIE SETUP".
-En la ventana tipo MS-DOS que sale elegimos "MANAGE PACKAGES".
-Vamos a "MANAGE EXPERIMENTAL PACKAGES".
-Elegimos "138 redream" y le damos a "INSTALL FROM PRE-COMPILED BINARY".

Una ventana similar a esta nos salrá para instalar ReDream.


Esperamos a que se instale (serán escasos segundos) y volvemos al menú principal de Retropie. Ya tenemos por defecto instalado el emulador ReDream. Recordad tener a mano un teclado y ratón USB para configurar ReDream. Todavía está en fase experimental, así que ciertas funciones son recomendables hacerlas con teclado sobre todo. Más que nada porque es la manera más rápida y efectiva de cambiar la resolución del emulador, algo esencial para que funcione a pleno rendimiento.

Cargamos un juego cualquiera y pulsamos ESC. Nos saldrá un menú con las opciones de audio, vídeo, input y demás. Vamos a VIDEO y seleccionamos la resoución, de una larga lista, 1280x720. Volvemos al juego eligiendo "RESUME GAME" y a jugar. ¿Por qué esa resolución? Porque es la que mejor rendimiento ofrece ahora mismo Redream. Y aquí os dejo las impresiones de los juegos que yo al menos he probado:

-Crazy Taxy: Es el único juego que se me ha colgado un par de veces, de tal manera que he tenido que reiniciar la raspberry. Exceptuando esto, el resto de ocasiones el juego ha funcionado de manera casi perfecta. Rozando los 60fps casi siempre, con alguna rascada que no empeora la jugabilidad.

-Dead or Alive 2: Se puede jugar perfectamente, pero no llega a 60fps. Le queda un pequeño peldaño para ofrecer total estabilidad.

-Soul Calibur: Perfecto. No he notado nada que entorpezca la experiencia de juego.

-Marvel vs Capcom 2: Igual que Soul Calibur, ningún problema, aunque hay que tener en cuenta que éste es de los juegos más sencillos de emular.

-Sports Jam: En el menú principal hay ligeras rascadas, pero a la hora de jugar no he notado nada reseñable.

-Quake 3 Arena: Otro que va perfecto. Ni un error gráfico ni nada de nada.

Este es el menú de configuración de VIDEO. Pero ya os adelanto que en la versión actual se ha simplificado.


De momento he probado esos juegos, y tengo la impresión de que si pruebo más, va a ir funcionando la cosa igual de bien. Decir también que por defecto, con el mando de Xbox 360, no he tenido que mapear ningún botón. Directamente se configura tal cual sería un mando de Dreamcast. Así que la experencia en este sentido es muy fidedigna. Recordad también que en este post se ha usado la versión de ReDream que estaba disponible en ese momento en Retroarch 4.6. Como es lógico, el emulador irá perfeccionandose con nuevas versiones, por lo que sus opciones e interfaz sufrirán cambios.

Como conclusión tras las pruebas he de decir que estoy bastante satisfecho con lo que ofrece ReDream. Le falta muy poco para que sea el emulador perfecto para Dreamcast, algo que muchos de nosotros llevamos mucho tiempo ansiando. Hay que tener en cuenta que llevamos años con emuladores como DEMUL en PC, que lo único que han hecho es traernos dolores de cabeza. Es por eso que es una gran noticia el hecho de que exista esta gran alternativa que, por cierto, también está disponible para PC. Pero tenía muchas ganas de que exisitiera algo que pudiera funcionar en placas como la raspberry y así poder llevarte al bolsillo una "mini Dreamcast" para jugar en cualquier parte en las TVs actuales. Y sólo de pensar en una futurible/posible versión adaptable para televisores CRT (con cables tipo RGB-Pi...) eso ya sería lo más. Espero que este post os haya aclarado y servido de ayuda para saber cómo funciona actualmente la emulación de Dreamcast en una Pi4. Seguiremos probando y esperando mejoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario