sábado, 1 de mayo de 2021

NEO-GEO AES: Impresiones


 

En esta perra vida a veces hay cosas que logramos y otras no. Y en lo que respecta al mundillo retro de los videojuegos no somos pocos los que anhelamos ciertos títulos o consolas que, por los motivos que fuesen, no pudimos acceder a ellos en su día. A eso hay que añadir que hoy la cosa está totalmente desorbitada en cuanto a precios. Es extremadamente raro encontrar algún chollo, ya que, hasta el que no sabe prácticamente nada de esto, sí que sabe que cualquier juego, accesorio o consola que sea "antiguo", va a tener una posible salida en forma de venta. Y de entre tanto objeto de deseo, hay uno que siempre ha estado en la mente de muchos: la NEO-GEO AES. Descrita común, y acertadamente, como la "Rolls Royce" de las consolas, para muchos es una auténtica utopía el poseer una de estas consolas. Un sueño para muchos aficionados. Siempre quise tener una, y por fin, tras ahorrar y bucear muchísimo durante años por la red, me he quitado esa espina que tenía con este sistema. Al fin puedo decir que soy poseedor de una AES.

Ya no sólo es cuestión de poseer el dinero suficiente como para comprar una, es también el hecho de plantearse si realmente merece la pena un desembolso de casi 400 euros en una máquina que tiene 30 años. Eso me ha costado lo que sería la consola, el mando "old style" y los cables. Si arrimamos una caja con su corcho la cosa se puede disparar hasta los 1.000 euros. He optado por la primera opción, ya que vi una oferta muy buena de una consola con serial bajo. Para quien no lo sepa, aunque no es algo de extrema importancia, sí que es relevante que el serial sea relativamente bajo. Al menos por debajo de 100.000. Las 20.000, 50.000 y 70.000 serían buenas opciones. Una 50.000 es lo que me he pillado. Resulta que en estos seriales bajos la calidad de imagen es mejor, pues pasando de 150.000 y 200.000 la cosa empeora.

Pero hay que quedar claro que eso no quiere decir que una AES con serial muy alto sea mala opción. Ni que una de serial alto de mala calidad de imagen, ojo. Ni mucho menos. Estamos hablando de unas diferencias mínimas, pero que a ojos de gente como yo, digamos más "experta" o que buscamos la mejor calidad en estas historias, notamos. Hay personas, por ejemplo, que no notan la diferencia de una imagen por vídeo compuesto que por RGB, cuando bajo mi vista hay todo un abismo entre una y otra. Pero brutal. Otra cosa a tener en cuenta es el mando arcade que os vendan, si es que buscáis, como ha sido mi caso, una consola con mando. Siempre va a ser mejor decantarse por el mando "old style", el del stick y los cuatro botones en un recuadro negro. Es mejor que el otro, con forma más redondeada. Aunque esto ya depende de qué os guste más y cuánto os podéis permitir.

Por cierto, como nota curiosa, la bola de dicho stick va a estar siempre agrietada. Es completamente normal que te lo vendan así. Es defecto del plástico que recubre la bola. Salvo alguna extrañísima excepción, siempre te vas a encontrar este defecto. Como decía antes, la cuestión de comprar una AES plantea muchos interrogantes dado que estamos ante el que es, posiblemente, el sistema de videojuegos doméstico más caro de todos. No es ya el plantearte un gasto brutal. Es, como dije antes, concienciarte de si realmente merece la pena la inversión. Hay que tener en cuenta que para coleccionar juegos es una auténtica locura. Hay juegos asequibles, que por 50 ó 60 euros los tienes disponibles. Algún Samurai Spirits o World Heroes 2 te puedes agenciar, incluso completo. Pero si te vas a un Metal Slug o Neo Turf Masters, hablamos de miles de euros. Incluso decenas de miles de euros. Una auténtica bestialidad.

Vista frontal con el cartucho de Aliexpress 161 in 1.
 

Pero para paliar esto, hay alternativas. Esto es bueno saberlo, porque hasta no hace mucho había quien se echaba para atrás, al sólo disponer de la consola sin prácticamente juegos al alcance del bolsillo común. La propuesta más cara sería el NEO-SD, lo que viene a ser el cartucho "everdrive" de la consola. Como el de otras consolas del estilo, con su tarjeta microSD con los juegos. Si estás dispuesto a dejarte otros 400 euros en ese cartucho, es la mejor opción. El grado intermedio sería el conversor MVS a AES. Un adaptador que ronda los 250 euros que te permite usar los cartuchos MVS (considerablemente más bartos) en tu consola AES. Y la más barata, como siempre, nuestros amigos chinos de Aliexpress. Por unos 80 euros tienes un cartucho, un flash-cart, con casi todo el repertorio dentro. Por ésta me he decantado yo, ya que mi prespupuesto no alcanzaba más. Por eso esta ha sido mi idea: consola sin caja + cartucho de 161 juegos de Aliexpress. Y por eso creo que ahora ha sido el mejor momento para adquirirla.

Jamás había visto una AES en persona. Muchas fotos, muchos vídeos en youtube, pero físicamente delante de mí, nunca. La primera NEO GEO que ha pasado por mis manos, fue la CD, que pude probar en una feria del videojuego. Pero la AES es otra cosa. Es la leyenda de los 90, de tener una recreativa en tu casa. Tengo un vago recuerdo de ver en un reportaje de televisión al hijo de un famoso jugando en casa con la AES. Aquello era ciencia ficción para el común de los mortales. Imaginad que, a día de hoy, cualquiera puede tener una PS5 en su casa (aunque sea en la reventa, dicho sea de paso...), pero que Sony creara un sistema dos veces más potente y que sólo estuviera al alcance de los más poderosos. Es lo que explico a las nuevas generaciones que no alcanzan a comprender cosas de no hace tanto, como los salones recreativos. Les pongo ese ejemplo. Imagina que hay locales donde juegas a la PS6, pero tú en tu casa sólo puedes jugar a PS5. En los 80 y 90, por mucha consola que te compraras, el arcade era siempre superior. Y SNK trasladó al ámbito doméstico los juegos arcades, tal cual. Pero a un precio al alcance de muy pocos. Eso era lo que pasaba.

El mando "old style", una maravilla.
 

Como me esperaba, la consola tiene un tamaño considerable. Lo esperaba porque sabía de sobra del tamaño de los cartuchos, muy similares a los MVS. Y yo MVS tengo ya unos cuantos. Quizá me ha sorprendido el peso. Me la esperaba más pesada con respecto al tamaño. Los acabados son preciosos. Ese toque negro con las letras NEO GEO en dorado destila una especie de elegancia innata a la máquina, como queriendo demostrar solidez y buen gusto al mismo tiempo. Siempre me ha gustado el negro para las consolas, como con Mega Drive o PS3, por ejemplo. A alguno seguro que le ha sorprendido que a la derecha de la consola ponga "MEMORY CARD". Y es que existe la falsa creencia que la PSX fue la primera consola con tarjetas de memoria. No señor. Fue AES la primera. Y algo que a mí me ha sorprendido, de manera un poco extraña, es el audio. Por delante, vía salida auriculares, da estéreo. Pero a la tele tiene salida mono. Esto no lo sabía, y me he informado de esto hace bien poco.

El mando, como he comentado antes, es el llamado "old style". Es un arcade-stick que va a juego con el diseño de la propia consola. El recorrido del stick es espectacular, y responde formidablemente ante los juegos de lucha, que son los que suelen exigir más movimiento. La pulsación de los botones es otro espectáculo a la altura de lo esperado. Son de un tacto y respuesta excelentes. Con razón todo el mundo recomienda este mando. No es que el "new style" sea malo, que dudo que lo sea. Es que creo que con éste se alcanzó un nivel de calidad que después no volvieron a replicar de esa manera. No al menos hasta la salida de la NEO GEO X, esa versión moderna que no hizo mucha gracia (aunque se vende a precios igualmente absurdos). Encima, en mi caso, al tener también una base MVS MV-1F, lo puedo usar en dicha base. No está mal.

Tamaño comparativo entre un juego de NES y uno de AES. Todo lo de NEO GEO es grande.

Opciones que sólo vamos a ver en las versiones AES. Curiosa la opción de elegir MVS.

Probando juegos, pues uno va descubriendo cositas. Lo primeo que me llama la atención son las opciones de dificultad de algunos juegos. Easy, normal, hard y... MVS. Esto último es muy interesante, pues da la opción de jugar al juego en su vertiente arcade destinada a las recreativas. El control es una delicia, y probar juegos como la saga Metal Slug, Spinmaster o Nightmare in the Dark en esta máquina sólo da una satisfacción indescriptible. Y eso que estoy tirando de cartucho flash chino. Se nota que no hay emulación. Los colores se ven muy vivos y el sonido, a pesar de su salida mono por la TV, se escucha de manera espectacular. La única pega de este cartucho es que no está todo el repertorio de AES, y se echan en falta algunos imprescindibles como Art of Fighting o Windjammers. Me faltan esos y me sobran los chorrocientos King of Fighters y las versiones de juegos con un "+", que en realidad son los mismos con hacks. Como curiosidad el único interesante me ha resultado ese falso Metal Slug 6, que en realidad es un hack de 2 o del 3, pero muy loco.

Después de estar días probando la consola y los juegos, la sensación es de mucha satisfacción. Como he dicho, esto es un sueño cumplido. Esto es lo más cerca de tocar el cielo para muchos de los que nos criamos, desde los años 80 para acá, con todo lo que había en aquella época: tiempos de bares y salones recreativos, de piques con los amigos, de soñar con tener aquello en casa. De escuchar aquella leyenda que decía que existía una cosa llamada NEO GEO y que estaba sólo reservada para cuatro privilegiados. Es esto lo que hace que merezca la pena la inversión, y lo que trato de explicar para quien sólo vea a alguien cometiendo la locura de desembolsar una pasta por un "trasto" de plástico que tiene 30 años (por cierto, este 2021 es el aniversario de la consola). Siento haber cumplido un objetivo que veía muy lejano, casi inalcanzable, como es el hecho de poseer algo, tan trivial para muchos, como puede ser el poseer una consola. Pero he visto la ocasión, y he pensado que era ahora o nunca. No me arrepiento lo más mínimo. Que la vida son 4 días y hay que aprovechar cuanto se pueda. Así que sí, soy un feliz poseedor de una AES, algo que creí que nunca podría llegar a decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario