lunes, 22 de junio de 2020

Sony por fin mostró PS5



Era ya lo que quedaba por ver para tener claro qué se guardaba Sony con tanto secretismo. PS5 ya ha sido mostrada al público, y para cuando esté publicado esto ya se habrán escrito toneladas de comentarios por foros y redes sociales. Por aquí, por este humilde blog, no podía dejar pasar un acontecimiento así, ya que estamos hablando de la presentación al mundo de la que va a ser, muy probablemente, nos guste o no, la nueva consola estándar en los hogares de millones de personas. Con esto quiero decir que da un poco igual el aspecto o el tamaño de PS5. La propia inercia de Sony en el mercado, actualmente, les presagia una cantidad de potenciales consolas vendidas absolutamente brutal. Son otros los que tienen que esforzarse para vender consolas. La gracia del asunto es que Microsoft no parece aprender de sus errores.


Se le criticó con dureza, pero de manera lógica, aquel vídeo de Xbox Series X que iba a mostrar al mundo los primeros gameplays de la consola. No sólo fue mentira, sino que fue un tedio de habladuría de los desarrolladores. Aburrido, mal montado y encima todo fueron vídeos preparados sin gameplay. Que a estas alturas de la película Microsoft no haya aprendido nada sobre esta clase de material, ha llamado mucho la atención. Y es que se supone que esos tiempos donde la gente se tragaba estas charlas que no interesan a nadie deberían haber acabado. Muéstrame tu material y déjate de rollos, porque al final la gente se va a quedar con eso, con el material que enseñes, no con un desarrollador que nadie conoce hablando de las bondades de programar para Xbox Series X.

Lo que iba a ser el primer gancho para obtener ventaja, por aquel dicho que reza "quien golpea primero golpea dos veces..." ha resultado ser un tiro de fogueo. Le puso en bandeja, de manera totalmente inexplicable, la presentación de PS5 a Sony. Personalmente he llegado a un punto en el que no entiendo nada. Sony hace lo que le da la gana y no encuentra a nadie que le ofrezca la más mínima resistencia. A esto hay que añadir que la presentación de PS5 ha sido, bajo mi punto de vista, muy bien hecha. Sí, tampoco mostró gameplay al uso, aunque en algunos juegos, como el nuevo Ratchet, había algo de "semi-gameplay". El caso es que Sony, sin mucho esfuerzo, ha vuelto a ganar. No sé si la próxima e inminente generación, pero con lo que ha hecho, está claro que se posiciona como la primera en la foto finish. Algo que hace mucho tiempo no es novedad.

Por eso hay gente, no mucha eso sí, que reclama que vuelva una nueva SEGA. No queriendo específicamente que vuelva SEGA como fabricante de consolas, sino que alguien llegue y le pueda toser en la cara a Sony. Microsoft no lo está haciendo, por mucho que algún fan de Xbox quiera justificar, y por mucho que nos adviertan de que tenemos una cita a mediados de julio donde se supone que van a mostrar juegos "first party" de la Series X. Es que, sabiendo que todavía Sony tenía que mostrar su consola y juegos, no te has ni molestado en dar un golpe en la mesa aprovechando el tiempo que se te ha dado. Un mísero gameplay de 1 minuto de, por poner un ejemplo de miles, el nuevo Hellblade, ya habrías hecho algo. No mucho, pero ya metes presión a Sony con lo que pueda mostrar. Joder, es que no se han atrevido ni con eso.



Dejo claro, por si alguien tiene dudas, de que soy poseedor tanto de PS4 como de Xbox One. Lo mejor que me han aportado estas consolas ha sido, por un lado, las gafas VR de PS4, y por otro, el Game Pass de One. Creo que es lo más destacable de ambas plataformas. Pero a pesar de lo bueno que me parece el servicio de alquiler digital de Microsoft y el tema de la retrocompatiblidad, me es insuficiente para plantarle cara a Sony. No es porque sean malos servicios, sino porque llegan demasiado tarde. Microsoft parece que tiene llegar siempre así a los sitios: tarde. En la próxima generación va a contemplar la paradoja de tener la consola más potente de la historia y que casi nadie va a saber cuál es. Coged a cualquiera y mostradles vuestra Xbox One. Hay un 99% de posibilidades de que la primera pregunta que os haga sea: "¿eso que es?".

Así que, nada, PS5 ya está presentada. Si todo va bien, para noviembre ya la tendremos en tiendas. Y con dos modelos, uno de ellos sin lector. Pero algo me dice que la que se va a vender como churros será la que tiene lector. Volvemos otra vez a la vieja polémica del formato físico. Saben de sobra que todavía no están preparados los jugadores para el "only online", pero poco a poco se va imponiendo, mal que me sepa. Y doy por sentado, aunque no se haya anunciado, que Sony va a ofrecer un clon del Game Pass (ojo, no confundir con el PS Now). Si a Microsoft ya le quedaban pocas cartas, esto será el colmo. En lo único que le está ganando es en diseño, porque ahí sí que creo que, por primera vez, Sony la ha cagado. Son mayoritarias las voces, entre las que me incluyo, que rechazamos ese diseño. Muy impactante y rompedor la primera vez que lo ves, pero conforme pasa el tiempo te das cuenta de lo fea que es la consola. Tampoco es que Xbox Series X me entusiasme con esa forma de ladrillo vertical, ojo.

Pero vamos, que da un poco igual. Si PS5 llega a tener forma de caca de perro, hubiese dado exactamente lo mismo. No pasaría nada. Es la PS5, "la nueva plei", y va a vender lo que no está escrito, tenga el diseño que tenga. No es que yo tenga nada en contra de Sony, es que no es bueno para ninguno de nosotros que una sola compañía domine el mercado de los videojuegos de manera tan aplastante. Me refiero a la competencia. El problema es que no tiene competencia. Microsoft no espabila o parece hacerlo con mucha dejadez, y Nintendo va a su bola con Switch. Por lo tanto, es normal que la gente asocie videojuego con "plei". Sony ha establecido durante años en el imaginario colectivo ese concepto, y, al menos a día de hoy, parece imposible destronarle. El problema no es lo que lleva ganado, sino que no necesita prácticamente nada para seguir ganando. PS5 ya está aquí, y va a seguir controlando el mercado como siempre, con un dominio imperial, absoluto e indiscutible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario