sábado, 7 de marzo de 2020

PlayStation 2 cumple 20 años



De igual forma que dejé por aquí la manera en la que viví los tiempos de la primera PlayStation, me parece de justicia hacer lo mismo con su sucesora: la más que mítica PlayStation 2. Y es que fue un 4 de marzo del 2000 cuando se puso a disposición del público lo que es hoy la consola más vendida de la historia. Si Sony ya había regado a conciencia el sector con su marca, esto ya iba a ser el establecimiento definitivo como alguien que iba a imponer su manera de ver los juegos, arrasando a la competencia de una manera brutal. Con PS2 lo hizo todo bien, empezando por el lanzamiento, que no llegaría a Europa hasta noviembre de ese mismo año. Una jugada maestra coincidiendo con la época navideña. Pero todo esto se puede consultar en multitud de sitos, así como la potencia y todo eso. No quiero repetir lo mismo que se escribe por todos sitios. Aquí voy a dar mi visión particular de esta genial consola, que para eso esto es un blog.


En pleno 2000 yo andaba en casa con mi viejo PC que pedía a gritos renovarse, mi Dreamcast que tuvo enganchado a base de juegazos... y me tocó la época en la que acabas tus estudios y empezabas a tener los primeros curros. Es por eso que empezaba a tener poder adquisitivo y pude ampliar y disfrutar de más sistemas del momento. Pero me resistí bastante a entrar en las 128 bits de Sony. Cambié el PC y seguía yo algo reacio a las consolas, a pesar de haberme criado con ellas vía NES y Gameboy. Pero el PC me daba tanto, y más después de actualizar el equipo, que tengo que reconocer que no hice mucho caso a PS2. A esto hay que añadir que ya le iba cogiendo tirria, de manera injusta, a las máquinas de Sony, por estar rodeado de gilipollas que no habían tocado un juego en su puta vida, pero como "la plei eh lo mejón pogque yo lo digo", pues, como dije en el post de PSX, fue lo que tocó.

No fue hasta 2003 cuando me decidí a comprar una PS2. Y los motivos no fueron porque los fantásticos anuncios de la consola por la tele me convencieran, o porque estaba muy bien pagar por un aparato que era consola y reproductor de DVD. El reproductor de DVD ya lo tenía (200 euros me costó un Philips de la época) y los anuncios eran impactantes, pero poco más. Si no recuerdo mal, creo que jamás he visto una película DVD en una PS2. Pero un día, dándome una de mis últimas vueltas a los salones recreativos que quedaban por mi ciudad, me topé con el Tekken 4 en su versión arcade. Y me gustó lo que vi. Muy seguramente esa recreativa tendría una PS2 con algún adaptador JAMMA, algo que ni si quiera se me pasaba por la cabeza en ese momento. Pero yo de Tekken nunca he sido ni soy fan. Lo que me llamó la atención fue, en casa de un amigo, ver el Metal Gear Solid 2. Era espectacular, sobre todo a nivel técnico. De eso pasamos al Devil May Cry, y juegos de corte similar, y ahí entonces me decidí por completo. Tenía que jugar a todo eso sí o sí.


Empezaba entonces mi "relación" en serio con el mundo PlayStation. Fueron unos años maravillosos en este sentido. Jamás una consola me proporcionó lo que viví en aquella época. Conforme pasaban los años, la consola parecía ofrecer más potencia. No era así, lógicamente, sino que las desarrolladoras se superaban a sí mismas año tras año, aprovechando el hardware de la máquina hasta límites insospechados. Bestias técnicas como God of War 2, Black, Burnout 3 o Shadow of the Colossus no hacían más que darte la razón: comprar una PS2 fue una gran idea. Y sí, a mi primera PS2 le puse el chip, no os voy a mentir. Siempre he surcado los mares piratescos, por eso recuerdo con cariño algunas páginas como PS2Rip o ESPalPS2. Tiempos del eDonkey/eMule y de grabar CDs y DVDs, sacando hasta la última gota de nuestras conexiones ADSL de 256k. Imaginad esto con el interminable catálogo de la consola. Había que dejar el PC descargando 24 horas. Pero merecía la pena. Era casi probar un juego por día.

Me tragué mucha morralla, sólo por probar a ver cómo era el juego. Youtube ni existía, y te tenías que conformar con las fotos de las reviews, o hacer algo más engorroso como era el hecho de descargar a velocidad de tortuga un vídeo de alguna web como Gametrailers para hacerte una idea del asunto. También ayudó mucho el hecho de que los videoclubs se actualizaron y podías alquilar juegos de PS2. Por un par de euros tenías juego para el fin de semana. Y si me gustaba, me lo copiaba. Encima eran DVDs sin protección alguna. Cualquiera que supiera utilizar el Nero sabía copiar juegos de PS2. Aunque recuerdo más a CloneCD para estas historias. Pero lo mejor fue el uso que se le dio al puerto de expansión con su adaptador de red, que sirvió (y sirve) para conectar un disco duro y jugar desde allí. Cosas como UlaunchELF estaban al día del mundillo piratilla de PS2. Tiempos donde yo me dejaba caer por lugares como Spanishare, y más tarde CanalGame. Ambas webs ya extintas.

Aprendí mucho en aquellos años. Cosas como saber escribir por un foro, o datos técnicos que pude comprender mejor. Antialiasing, Blur, Vsync... Todo en un momento donde no había esta abrumadora información y toxicidad de las redes sociales. No sé si los tiempos pasados fueron mejores, pero pienso que internet era más interesante antes de Facebook y Twitter. Por eso andamos algunos aguantando todavía por clásicos blogs mientras podamos. Se ha perdido un poco eso de seguir un tutorial de texto paso a paso y cosas así. Pero bueno, tampoco quiero demonizar tanto dichas redes sociales. Como todo, también tienen su parte positiva, pues tampoco es que les tenga un odio irracional. El caso es que, muy probablemente, si no hubiese tenido una PS2, no habría participado en aquellos foros y webs, donde por cierto, conocí a gente con la que todavía mantengo contactos. Así que hasta este tipo de cosas se las debo al hecho de poseer esta consola en aquel momento.


Adquirir una PS2 hoy día sigue siendo una opción muy acertada, si se quiere conocer de primera mano lo que supuso. Y el resto es fácil. Hacerte de un modelo FAT, comprar el adaptador en Aliexpress (vale 4 duros) y meterle juegos. No tiene mucho más. Por otro lado tengo que decir que fue la primera vez que jugué online con una consola. Era complicado todo el tema de la configuración, parcheo, y las DNS, pero recuerdo haberlo logrado con algún juego como Burnout o algún otro que no recuerdo. Estúpido de mí al vender el adaptador original años después, pues es hoy una pieza que guardaría con mucho cariño. Pero en cada momento de la vida hacemos ciertas cosas que, a veces, pues nos arrepentimos. De hecho, y a pesar de que disfruté mucho con mi primera PS2, tuve mala suerte, pues me tocó uno de los peores modelos: el V9. Se jodían sí o sí, con o sin chip, daba igual. Fue una remesa con un lector de DVD que salió chungo. Así que de ahí pase a mi PS2 Slim plateada con chip DMS (la FAT tenía el Matrix Infinity), que es la que tengo actualmente junto a otras cuatro PS2 más (colección de FATs y Slims con colores distintos).

Eso sí, nunca renuncié a las versiones originales. Mi colección de juegos de PS2 es extremadamente selecta y no hay rarezas ni nada así. Simplemente compraba, y compro, lo que me gustó de este vasto catálogo. Metal Gear Solid 2 y 3, saga Devil May Cry, los Burnouts, GTAs... y algunos que, aunque me han costado encontrarlos como yo quería, lo he hecho sin desembolsar mucho dinero. "Zone of the Enders The 2nd runner", por ejemplo, cuesta muy barato, pero la edición que se vendió en España me costó en su momento encontrarla. Downhill Domination es un juego no muy conocido pero que a mí me encantó. Es un arcade de carreras de mountain bikes colina abajo, muy espectacular que, también me ha costado lo suyo encontrarlo completo y en buen estado. No hace mucho por 5 euros lo encontré de pura suerte. Y así voy agregando grandes juegos bajo mi punto de vista: Shadow of Rome, Amplitude, TimeSplitters, Enthusia... Casi se me olvida mencionar Manhunt. El único videojuego que me ha hecho sentir terror de verdad.

Parte de mi colección de juegos de PS2.
Así hasta finales de 2005, casi ya entrados en 2006, donde ya los 128 bits agotaban la fórmula y Microsoft vino corriendo a sacar su Xbox 360, acelerando el cambio de generación a los gráficos en HD. Ya se empezaba a hablar de "next-gen", que había que comprarse una tele para poder contemplar los nuevos gráficos, y todo lo que vino después. PS2 ya daba sus últimos coletazos. De lo último que recuerdo probar fue Destroy all Humans y un Final Fantasy que creo era de disparos. Acabo de buscarlo y era el FF: Dirge of Cerberus. Creo que es el FF con el que mejor me lo he pasado, porque los JRPG no son lo mío, ni de coña. En este sentido PS2 también me sirvió para definir mis propios gustos jugables. Probaba tantos juegos y de tan distinta índole que al final supe apartar lo que no me gustaba y lo que sí. Hay que tener en cuenta que en esa generación se definieron o asentaron géneros en consola como los FPS, simuladores deportivos, sandbox, JRPGs que no solían salir de Japón en generaciones anteriores y que, esta vez sí, parecía que con una PS2 podías con todo. Daba igual el género o su procedencia.

Y hasta aquí más o menos es el resumen de mi experiencia con PS2. Sigo pensando que es una gran idea hacerse de esta consola a día de hoy. Su emulación no termina de cuajar, ni en PC ni en sistemas como la Raspberry Pi 4, aunque le falta poco para que sea casi perfecta. Pero para quienes quieran disfrutar de verdad de la experiencia, pues lo de siempre: consola + TV de tubo. Añadimos disco duro (en youtube hay decenas de tutoriales) y a jugar. Una PS2 sin caja ronda los 30/40 euros y le puedes meter un montón de juegos vía disco duro. Además, funcionan cosas como retroarch, y ahora mismo es una oportunidad buenísima para hacerse de una y descubrir por qué los que vivimos su época álgida la recomendamos tanto. Época sin DLCs, ni parches, ni pases de temporada, sin mil cuentas en nosecuantos launchers. A jugar y punto. Esa generación, la de PS2 (y Xbox y Gamecube), ha sido la última que abrazaba el concepto simplista y razón de ser de una consola: encender y jugar, sin más. Así que hay que estar de enhorabuena y celebrar esos 20 años de una de las mejores consolas de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario