jueves, 13 de junio de 2019

E3 2019: Transición a la nueva generación



Tal y como reza el título de este post, es la conclusión a la que llego tras haber observado las conferencias de estos últimos días en este E3 2019. Todavía queda más, pues la propia feria seguirá mostrando más información sobre lo ya visto, y puede que alguna novedad. Pero en lo que respecta a conferencias, quedan claras las intenciones de las principales empresas que dominan el sector. Sony ha declinado, como todos sabemos, a aparecer en esta edición, marcando ya de por sí un hecho histórico. Me parece un error y un gesto muy feo hacia un evento que le ha dado tanto, históricamente, como es el E3. Y para aquellos que dicen que este tipo de ferias ya no son necesarias porque hoy día con las redes sociales todo se filtra y estamos sobreinformados... pues no sé, igual deberían ver la conferencia de Nintendo. No adelanto más opinión, pues la voy a desgranar a continuación.


Microsoft.
Se había levantado mucho hype. Y con razón. Con Sony fuera de escena se veía una oportunidad de oro para dar un golpetazo en la mesa y presentar a Xbox Scarlett físicamente. Pero llevamos una época en la que esto de arriesgar no se lleva demasiado, y los de Redmond se lo habrán pensado dos veces antes de tirarse a la piscina. 2020 es seguro el punto de inflexión, sobre todo cuando nos referimos al cambio de generación de consolas. Ellos mismos han confirmado en su conferencia que el lanzamiento está previsto para navidades del año que viene. El problema es que Sony, al no presentarse, podría coger ventaja viendo lo que Microsoft ofrece tiempo antes, para así repetir jugadas como la de aquel fallido "TV, TV, TV" y el "always online" al que Sony respondió con aquel pase de juego físico. Así que veo a Microsoft muy cautelosa sin querer repetir los errores del pasado.

La conferencia estuvo bien. Muy entretenida y yendo al grano. Los largos discursos ya son cosa de E3 pasados, pues al final la gente se queda con el material mostrado, ya sean trailers CGI o gameplay. Y esa es otra. Ha habido un exceso de muestras de montajes CGI. Creo que eso también debería formar parte del pasado, pues ya es muy complicado repetir "efectos Killzone". La gente, sobre todo la que se informa un poquito por las redes, ya está harta de ver cómo muestran cosas visualmente impactantes, para luego encontrarse con el típico "downgrade" gráfico. Por lo tanto, la cosa ha cambiado de generar expectación, a originar desconfianza. Ahora cuando vemos que no muestran gameplay, lo primero que pensamos es que algo no va bien cuando no quieren enseñar su juego tal cual. Es normal que consideremos imperdonable que no muestren gameplay de juegos como Gears 5 (el multijugador no me vale...), estando tan cercana su fecha de lanzamiento.



El momentazo de esta conferencia, cómo no, se lo lleva Keanu Reeves anunciando la fecha de lanzamiento de Cyberpunk 2077. Esto sí que no se lo esperaba nadie. Ha sido y será, pues queda para la historia, como el "hit" mediático de este E3 en la conferencia de Microsoft. Son estos detalles los que hacen que la feria motive a la gente a seguirla. Phil Spencer demostró que con él al mando el rumbo de Xbox estará enfocado a los juegos, dando noticias interesantes, como que Scarlett será retrocompatible con One, que los juegos físicos seguirán existiendo y que todavía se guardan muchos ases en la manga de aquí al año que viene. Así que en líneas generales la conferencia no estuvo mal. Sí, podría haber sido infinitamente mejor si hubiesen mostrado cosas más esperadas por la comunidad. Pero pensándolo bien, igual no es mala idea aguantar el pulso con lo que pueda mostrar Sony, la ausente, en los próximos meses. Creo que el señor Phil prefiere prevenir que curar, pues ya sabemos lo que pasa cuando te pasas de frenada.

Nintendo.
Como ya viene siendo habitual, nos ha mostrado una batería de vídeos preparados como un Direct, para luego pasar a la "Treehouse" donde durante un buen rato, sin prisas, van probando alguno de los juegos mostrados en ese vídeo. Sin duda la bomba ha estado cuando han mostrado 30 segundos de lo que va a ser la secuela de Zelda Breath of the Wild. Algo que absolutamente nadie esperaba. Es una demostración más de que, si se quiere, se hacen las cosas bien y nos dejamos de gilipolleces como las dichosas "filtraciones". Hay que ser muy ingenuo para creerse a estas alturas que las desarrolladoras y/o distribuidoras comenten errores garrafales y por error se les escapa la información. NO. Lo hacen a propósito para llamar la atención y reventar el evento posterior. Así que es una alegría que empresas como Nintendo (alguno dirá que siempre defiendo a Nintendo, pero es que me lo ponen a huevo) logren lo que se espera de ellos en un E3: sorprender e ilusionar.

Además, mostrando todo con gameplay puro y duro, y encima confirmando fechas. A excepción del mencionado Zelda, que ha causado un revuelo tremendo, el resto de juegos anunciados contienen fechas muy cercanas. Hablamos de pocos meses en muchos casos, y en los que se van a 2020, se esperan para el primer trimestre. Además de Zelda, se anunció otro del que no se sabía nada: No More Heroes III. Después del extraño experimento de Travis Strike Again por fin tenemos noticias de una tercera parte. Me quedo también con dos juegos con muy buena pinta: Astral Chain y Daemon X Machina. El primero por que Platinum pocas veces decepciona y el segundo porque es una especie de Zone of the Enders bastante interesante. Y a pesar de que no soy para nada seguidor de Zelda, me gustó mucho lo que mostraron cuando se pusieron a jugar a Link´s Awakening, un remake del juego de GameBoy, que tiene un aspecto visual muy bonito. No me olvido de The Witcher III, otra sorpresa que viene a demostrar otra cosa muy particular.



CD Projekt Red vuelve a retratar a aquellas compañías que se excusan en la potencia de Switch para no portar o desarrollar juegos de gran calibre en ella. Ya lo han hecho otras, con juegos como Doom, por poner un ejemplo. Pero es la demostración de que cuando quieren hacer las cosas bien, las hacen. Mismamente EA, que será recordada por ofrecer la que es seguramente la peor conferencia de la historia, dijo que su flamante FIFA no podía incluir las mismas opciones en Switch. EA, como es vieja costumbre, cubriéndose de gloria. Así pues me quedo con una gran conferencia, posiblemente la mejor de este año, a pesar de que sigo ya demasiado mosqueado con la ausencia de noticias de juegos como Bayonetta 3, del cual, tras dos años, no se sabe absolutamente nada. No me da buena espina. Y de Metroid Prime 4 que nadie se queje, pues hace pocos meses que avisaron que el proyecto se reiniciaba. A pesar de esto, me quedo con esta conferencia. Sólida, muy completa y muy satisfactoria.

Otras: Devolver Digital, Ubisoft, Bethesda.
Como este año no puedo analizar la de Sony, pues vamos con la de una compañía a la que no se le hace mucho caso, pero que realiza unas conferencias tremendas. Hablo de la genial Devolver Digital. Si ya el año pasado rompieron moldes con aquella conferencia pre-grabada llena de gore y críticas a la hipocresía de este tipo de eventos, este año tenemos lo que sería su secuela. En otro vídeo absolutamente genial, el cual recomiendo ver entero, pues apenas os va a robar 20 minutos de vuestras vidas, encontraremos trailers de juegos muy interesantes y locos, como My Friend Pedro, la expansión gratuita de The Messenger (juego que no me canso de recomendar) y cosas frescas y también alocadas como Fall Guys.



Ubisoft, como cada E3, son el único estudio europeo en tener stand propio y conferencia a lo sumo. También me pareció una buena conferencia, aunque sin sorpresas. Alguno esperaba algo de Splinter Cell, pero no hubo nada. A destacar, sobre todo bajo mi punto de vista, Watch Dogs Legion, título que ya se había "filtrado" días antes. Pero después de ver lo mostrado, para alguien como yo que sigue la saga y le gusta, ha sido una buena noticia, pues el soplo de aire fresco de Legion le viene como anillo al dedo. El resto, lo siento, pero sagas como Rainbow Six nunca fueron de mi agrado.

Bethesda tuvo la conferencia más animada por parte del público. O les regalaban un buen bocata de jamón ibérico o no sé, pero el entusiamo del público era desmedido. Me quedo, cómo no, con ese genial Doom Eternal que espero con muchísimas ganas. A nivel gráfico me esperaba algo más, pues se parece en exceso al anterior Doom. Pero bueno, se lo vamos a perdonar porque esa jugabilidad endiablada para un sólo jugador con ese toque noventero es pura delicia. Y ojalá pudiera hacerme de esa versión coleccionista con el casco. Pero la pela es la pela y no estamos para demasiadas florituras.

Opinión Final.
Con todo lo visto nos queda un E3 que, sin ser espectacular, va a pasar a la historia necesariamente. El solo hecho de que Sony no se haya molestado en asistir es síntoma de que las cosas van a cambiar de aquí en adelante, y no queda claro si esta feria, la más emblemática de la historia, irá desapareciendo o transformándose en otra cosa. Bajo mi punto de vista Sony comete un error. Es un poco arma de doble filo. Sí, te aseguras que con tu propio evento todo el mundo te preste atención a tí. Pero por otro lado abandonas un escaparate mítico, seguido por millones de personas en todo el mundo. Ahora mismo nadie habla de Sony. Sólo de Scarlett y de Zelda. Y eso nunca puede ser nada bueno, ya que es tu competencia.

Por otro lado, para quienes se sientan decepcionados con la feria, decirles que es normal lo que ha ocurrido con las conferencias. Es decir, está todo preparado para que el año que viene se realice el salto a la siguiente generación. Sólo hay que echar un vistazo a las fechas de lanzamiento. Van de aquí a marzo o abril de 2020 como mucho. Mas allá no hay prácticamente nada anunciado. No hay señal más inequívoca que esta para comprender que se han guardado muchas cosas que estoy seguro están avanzadas. El único juego para la próxima generación ha sido Halo Infinite. Ojo, porque parece una tontería, pero se ha anunciado, casi indirectamente, un juego de Scartlett. Así que este E3 queda un poco como el resto del "pescado" que quedaba por vender, a exepción de Nintendo, que juega de distina manera. Ahora toca esperar de la que no se habla: Sony. Es la pieza del puzle que falta para saber qué va a pasar de aquí a 2020. Si los rumores son ciertos, no vamos a esperar mucho en saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario