miércoles, 8 de mayo de 2019

[Análisis Breves] Metro Exodus, Valiant Hearts, Super Metroid



Como viene siendo habitual, vamos con otra tanda de análisis cortos de lo que voy jugando en los últimos meses. He probado el regreso a la Rusia de ese futuro nada alentador de Dmitri Glujovski con su Metro Exodus. Después he sacado del "baúl" un título que llevaba demasiado tiempo guardado: Valiant Hearts - The Great War. Y me he teletransportado casi 25 años para poder jugar por primera vez, aunque parezca mentira, a Super Metroid de SNES. Así que tenemos un post muy diverso en cuanto a variedad de sistemas y tipos de juegos. Comenzamos...


Metro Exodus (PC)
Después de las dos geniales primeras entregas de la pasada generación de consolas, había mucha expectación por el estreno de esta saga en la actual. En mi caso he aprovechado la potencia de mi PC, que todavía tiene para mover con soltura muchos juegos, para adentrarme de nuevo en el mundo ideado por Dmitri Glujovski y sus novelas sobre la Rusia de un futuro post-apocalíptico. De nuevo nos encontramos ante otro FPS basado, esta vez, en la novela Metro 2035, donde no sólo transcurre todo dentro de los viejos metros de Moscú, sino que se abre a explorar zonas exteriores, dando libertad de recorrido por los mapas que nos ofrecen. Nos encontraremos zonas muy dispares, como desiertos, bosques llenos de vegetación, y por supuesto nieve y frío. El planteamiento se basa en recorrer cada mapa, como si fuera cada uno un "pequeño" sandbox, hasta completar los objetivos principales y pasar al siguiente, montados en el tren llamado Aurora.

Artyom sigue siendo el protagonista que, en su búsqueda incesante de contacto con gente de fuera del metro, consigue captar una señal y se lanza a explorar. No es ningún secreto contar esto, ni ningún spoiler, ya que el propio juego se ha publicitado remarcando explícitamente estas cuestiones. Así que por fin vamos a salir del angustioso metro y nos vamos a llevar alguna que otra sorpresa a nivel de guion. Estamos ante un FPS que sigue siendo muy atípico para la época actual. Sin multijugador de ningún tipo y sólo con el modo historia, que viene a ser un modo con un guion muy cuidado y elaborado. Aunque al final hay que decir que, bajo mi punto de vista, esperaba más "chicha" a nivel argumental. Eso sí, la ambientación es genial, ayudada por un doblaje al castellano absolutamente brillante. Creo que pocas veces se puede alabar tanto el apartado sonoro en un juego. Las conversaciones tanto de principales como de secundarios son dignos de admirar, ya que han aplicado con muy buen acierto expresiones y maneras de hablar muy familiares para los españoles.


Escondernos en un matorral y escuchar lo que hablan dos guardias, y observar cómo reaccionan ante un ruido provocado por nosotros mismos, es bastante interesante. Gráficamente vuelve a estar a un gran nivel. Los escenarios ahora son mucho más grandes y se ha puesto mucho cuidado en los detalles. Si tenéis una tarjeta gráfica potente, vas a disfrutar de una puesta en escena con sus intervalos noche/día y efectos climatológicos bastante conseguidos. La pega en este sentido la tenemos en la gesticulación facial de los personajes y las físicas que, no están demasiado presentes. Si juegas en PC puede que tengas que actualizar el juego para tapar numerosos bugs que pueden afear la experiencia. A mí me tocó hacerlo, ya que había zonas donde el juego se trababa y se producían fallos como lanzar un cuchillo al enemigo y que lo atravesara sin hacerle nada. A pesar de su actualización, todavía cuenta con fallos técnicos. Esto es la lacra de los juegos de PC, por desgracia.

Jugablemente es una delicia para quienes buscamos FPS que ofrezcan algo más que pegar tiros por que sí. Hay que cuidar de no gastar muchas balas y se premia el hecho de pasar desapercibidos, con lo que siempre es muy recomendable usar el sigilo. Yendo sigilosamente nos ahorraremos disgustos, ya que el enfrentamiento directo con los enemigos es casi morir. También existe, aunque no se explique en el propio juego, el sistema de karma. Siempre se nos dará opción de noquear o matar a los enemigos. Incluso algunos se rendirán y en nuestras manos queda qué hacer. Esto será importante para el desarrollo de la historia y los personajes, y contemplar un final u otro, dependiendo de nuestras acciones. En general el juego me ha satisfecho bastante, pero esto de ir a campo abierto le ha restado un poquito de gracia, en comparación con lo que ofrecen las dos entregas anteriores, más angustiosas bajo el metro y más lineales. Me hubiese gustado más movimiento bajo tierra que tanto aire libre, la verdad. A pesar de todo me parece un gran juego que merece la pena comprar, tanto si es en PC como en consola.

NOTA: 8,5

Valiant Hearts - The Great War
Sí, estamos ante un juego de 2014. Y sí, lo he jugado hace nada. Uno no puede jugarlo todo y va dejando una pila de juegos por jugar que va recuperando como puede. Y este juego es de los que me hacen arrepentirme de no haberlo probado antes. Sé que tenía muy buena fama pero esto es lo de siempre: hasta que uno no lo juega no saca conclusiones reales. Estamos ante lo que sería una aventura gráfica con un aspecto visual de, valga la redundancia, novela gráfica. Estaremos controlando a varios personajes que entrelazarán sus historias, combatiendo en la Primera Guerra Mundial. Desde una perspectiva del bando francés (el juego es de Ubisoft), se nos relatan, con mucha información en cada nivel, lo que ocurría en algunas de las más importantes batallas que libraron en aquella terrible época. El resultado ha sido un juego muy agradable para todo tipo de jugador, y sobre todo muy didáctico.

A nivel técnico usa el motor de Rayman Origins, algo que le sienta bastante bien al ser un juego en 2D. Todo está dibujado con estética cartoon, pero sin exageraciones. Para la ocasión han elaborado unos escenarios con tonos sepia para dar ese toque de época. Así que es un título que, en PC al menos, requiere muy poca potencia, por lo que está al alcance de cualquier jugador. Que gráficamente no sea una bestia no quiere decir que no estemos ante un gran juego. En cada nivel se nos plantea la resolución de pequeños puzles, ante los cuales debemos explorar un poco para encontrar algún objeto, o distraer a algún personaje para poder acceder a ciertos lugares. Esto se entremezcla con momentos de acción más directa, al conducir algunos vehículos o esquivar bombas que nos caen del cielo. Y a pesar de su componente histórico algo crudo, nos compensa con otros momentos jugables más divertidos y cómicos. Así como que algún que otro minijuego-QTE.


Lo completa un apartado sonoro muy bueno, con una narración en OFF en castellano que me ha parecido de muchísima calidad. Nos contará las aventuras de los distintos personajes que iremos controlando, así como el genial perrito, hasta conocer el desenlace final. Un final que viene a dar una lección que, si bien puede interpretarse como la típica esperada, he de decir que está realizada con bastante tacto y exquisitez. Puede que a alguno le salte la lagrimilla fácil si se es especialmente sensible con este tipo de historias, pero al mismo tiempo el juego da a entender que hay que aprender la lección de todo esto que ocurrió hace ya más de un siglo. Todo elaborado desde el respeto y la admiración. Eso sí, después de jugarlo, aunque te quedas muy satisfecho, su rejugabilidad resulta poco apetecible, ya que no aporta unos desafíos realmente complejos o que den una alternativa para solucionar cada situación. Con todo, me ha parecido un gran juego, digno de poseer en versión física en cuanto pueda.

NOTA: 8,5.

Super Metroid (SNES)
Creo que es la primera vez que meto un retroanálisis por aquí. Pues sí, después de tantos años por fin me decidí a jugar por completo al Super Metroid de Super Nintendo. Y lo he jugado en una de mis SNES, para comprobar de primera mano la sensación más fiel posible. De paso también le di uso a mi everdrive, ya que hacía tiempo que no lo tocaba (muchas consolas y poco tiempo es lo que tiene...). Pero me ha dado por ahí, por probar estas joyas que me perdí en su día y que, por su planteamiento jugable o género específico no me han atraído nunca. Y eso que soy muy seguidor de juegos tipo metroidvania, pero paradójicamente los juegos en los que se nutre este "palabro" no están entre mis favoritos. Sí, puede ser sacrilegio decir que las sagas Metroid y Castlevania no me gustan, pero sobre gustos... ya se sabe. Pero como siempre digo, estoy dispuesto, en cuanto me sea posible o me entren ganas, a probar y comprobar qué es lo que hacen tan grandes ciertos títulos que, personalmente, no me atraen.

Después de completar Super Metroid me doy cuenta que en su momento tuvo que ser bestial. Me imagino que quienes lo jugaron sintieron sensaciones similares a las que yo obtuve jugando a Blaster Master de NES en su día. Super Metroid es más complicado que el juego de Sunsoft, y exige más paciencia y observación al jugador. Como me esperaba, el mapa es un intricado laberinto que debemos ir recorriendo conforme vamos mejorando al personaje principal, Samus. Lo que no esperaba era quizás una exigencia tan alta por parte del jugador para descubrir no sólo por donde ir, sino cómo poder ir. Hay muchos recovecos, sitios ocultos y accesos que no están a simple vista. Quedarse encasquillado en una parte del mapa a veces es muy fácil y puede dar lugar a la más absoluta desesperación. Así que si esto ocurre no queda más remedio que ir probando a lo ensayo/error o volver sobre nuestros pasos para realizar algo que se nos ha pasado.


Reconozco que he tenido que tirar de guía hasta en un par de ocasiones. Es normal, porque el juego no te da pistas de ningún tipo y hay acciones que, salvo que tengas una imaginación desbordante o lo hagas de pura potra, no vas a saber ni por asomo cómo salir del embrollo. Esto es lo que menos me ha gustado del juego, que te deja vendido sin saber qué hacer. Si no llego a consultar la guía, dejo el juego a mitad de camino seguro, porque hay por lo menos dos acciones que no se me habrían ocurrido realizar ni en mil años. Ignoro por completo si en las instrucciones del juego dan alguna indicación. Pero si vas, así como he ido yo, sin saber absolutamente nada, mucho me temo que te quedas a medias sí o casi sí. Estos dos puntos negros llegan a frustrar un gran juego, pues me ha mantenido enganchado durante un par de buenas tardes. El juego, si estás acostumbrado al género, no es demasiado largo.

Entre 5 y 6 horas, si no nos entretenemos mucho, completaremos un juego muy bien realizado que hace que se te pase el tiempo volando. Las mejoras de Samus nos permiten volver y explorar sitios que ante no podíamos y hasta nos sirve para pode enfrentarnos a los jefes finales que, dicho sea de paso, me han pillado casi todos desprevenidos. Nunca sabes lo que te vas a encontrar cuando cruzas una "sala" en Super Metroid, y eso me ha gustado mucho. Muy inteligentes los puntos de guardado, que siempre están bien ubicados. Y gráficamente me ha parecido bastante bueno, con zonas muy bien diferenciadas y haciendo un uso muy acertado de los colores, texturas y sprites. A pesar de esos dos momentos de encasillamiento, el juego me ha gustado bastante. Creo que, si saliera ahora mismo, tal cual está hecho, sería también un éxito. Me han entrado ganas de hacerme con él, pero estamos ante un juego que, si lo quiero completo, cuesta una riñonada absurda. Así que me tendré que conformar con el cartucho suelto, si acaso.

NOTA: 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario