martes, 5 de marzo de 2019

La película de Sonic: cada nuevo dato es peor



Lo he dicho por aquí alguna que otra vez: lo mejor que ha dado la saga de Sonic en los últimos 20 años ha sido Sonic Manía y Sonic Adventures 2 (y de éste hay que remontarse a Dreamcast). No aporto nada novedoso al afirmar que la saga ha ido dando muchos tumbos a lo largo de varias generaciones de consolas. El "Team Sonic" parece haberse convertido, año tras año, década tras década, en un grupo de desarrolladores totalmente carente de ideas. Pero por si no teníamos suficiente con el atragantamiento habitual del Sonic "moderno" de turno, ahora nos llega su versión cinematográfica de animación 3D. Supuestamente son filtraciones, pero en realidad es material que se suelta por la red a propósito para medir la temperatura del aficionado y la gente en general que se informa por internet de estas cosas. Y no lo comprendo, pues cada vez que sueltan más información, peor pinta el asunto.


La verdad es que no se ni a cuento de qué se nos presenta ahora una película de Sonic. Y menos aún con ese formato de animación 3D. No es que un personaje como Sonic no sea válido para realizarlo en una película de este estilo, es que los diseños mostrados son una auténtica aberración. Es un insulto, tanto a nivel conceptual como a los propios fans que, dicho sea de paso, están/estamos ya demasiado hartos del ninguneo que SEGA (a fin de cuentas, los derechos le pertenecen) sigue realizando a su icónica mascota. Es como una especie de empecinamiento absurdo en realizar las cosas mal a propósito. "Algunos cabrones se empeñan en patinar sobre el hielo cuesta arriba" rezaba la frase de Wesley Snipes en Blade. Algo así parece estar inculcado en la gente de SEGA a la hora de realizar cosas con Sonic. Porque ya no es un resbalón, un accidente... un "lo siento mucho, me equivocado y no volverá a ocurrir"...

Esto ya tiene pinta de no tener remedio. Es tal el hartazgo que no podemos sino decaer en la más absoluta resignación perpetua cada vez que nos llegan noticias nuevas de Sonic. Da igual, da lo mismo. De nada sirve quejarse, ni por aquí, ni por twitter ni por ningún sitio. A SEGA se la sopla todo, y le importa tres carajos si te gusta o no lo que hace con Sonic. Es suyo y hace con él lo que le da la real gana. Por eso te vas a horrorizar, si no lo habías hecho antes, con todo el material gráfico que van soltando sobre su inminente nueva película. Ojo, y a lo mejor la película es buena y todo, pero eso que veo no es Sonic. Es una especie de copia mala, de estas que venden en los bazares chinos. No, no me gusta este Sonic de aliexpress. Esta versión "repro" me da mucho repelús y no hace otra cosa más que asustarme y alejarme con espanto de ese engendro.



Habrá que quedarse pues, con el lado positivo de todo esto. Queda claro que no voy a soltar un solo céntimo por esta película, pues dejando a un lado que seguramente sea de corte muy infantil, si había pocas posibilidades de que fuera a verla, a día de hoy son absolutamente nulas. Nos queda un pequeño consuelo por si se pegan la hostia mundial en taquilla, porque en Ready Player One hace acto de presencia en un par de fotogramas (hay que estar muy atento para reconocerlo). Son dos segundos más o menos y ni siquiera le vemos hablar. Pero, joder, ése sí es Sonic. El Sonic que todos conocemos como tal. Quedará como un pequeño homenaje, o demostración de que, sí, de que hubo una vez en que al Sonic de verdad lo llevaron una vez, con el aspecto correcto, al mundo del celuloide. Su modelado también fue en 3D y su aparición fue testimonial. Me parece mejor eso que dos horas de, muy probablemente, un film de humor infantiloide que tenga como protagonista una mutación azul peluda sacada del puto Fornite (o ponga usted aquí el juego de mierda de moda de los niños rata en la actualidad...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario