martes, 6 de noviembre de 2018

Sony también se ha apuntado a esto de las "mini"



Sí, para que luego no se me quejen, también voy a hablar de la Playstation Classic. Y para que sí se me quejen: otra vez Sony copiando a Nintendo. Siempre me he preguntado qué sería de Sony en el mundo de las consolas si no fuera por Nintendo. Sé de buena tinta que esta afirmación jode bastante a quienes son fans ciegos de las consolas de Sony. No les culpo. Son víctimas de la despiadada campaña de publicidad que durante años han ido rumiando en sus cabezas. Hoy día la palabra Playstation es sinónimo de videojuegos en general. Pero señores, esto es así, Sony le debe mucho a Nintendo, y es una verdad como un templo el hecho de que les copian muchas cosas. Sin ir más lejos, los Wiimotes (moves) de la pasada generación. Y ahora le toca el turno a otra cosa: las consolas "mini".


Y lo ha hecho igual que Nintendo, es decir, ofreciendo algo muy "cuco" a un precio desorbitado. Como he dicho en otras ocasiones, me gustan mucho estas versiones "mini" de consolas, aunque sólo tenga en mi poder la NES Mini. Creo que la próxima en caer será, muy seguramente, la versión pequeña de Mega Drive, ya que a esta consola también le tengo mucho cariño (a pesar de que nunca disfruté de ella en su momento). Sony primero anunció la consola y pocos juegos, dejando a la imaginación de la gente el resto de títulos. Fue un paso descarado a la especulación por parte de toda esta gente que pulula por el demonio este de las redes sociales (cada día que pasa me alegro más y más de no tener Twitter ni Facebook). Y echándose ya la fecha de lanzamiento encima (recordemos que es el 3 de diciembre), soltó los 20 juegos que al final conformarán el repertorio.

Por supuesto las reacciones no se han hecho esperar, porque la lista, como ha sucedido con otras "minis", no ha contentado a muchos. Es normal. Es imposible elegir 20 juegos de un catálogo increíblemente vasto que contente a todo el mundo, porque siempre quedarán grandes títulos fuera. Además de que aquí entra en juego otra cosa que muchos pasan por alto: las licencias. Gran Tursimo no puede incluírse por temas de licencias, de igual manera que en las "minis" de Nintendo falten juegos de RARE, porque sus derechos los tiene Microsoft. En mi caso particular me quedo con dos: Metal Gear Solid y Rayman. Creo que de la lista de Sony son los dos a los que jugaría. El resto no me llama mucho la atención, más allá del primer GTA y del Tekken 3, que igual están interesantes de ver después de mucho tiempo.


Otra de las cosas que a la gente le ha mosqueado es el hecho de que se vaya a vender con un mando sin sticks analógicos. Bueno, es que, o nos ponemos en plan retro... o no nos ponemos. Las primeras versiones de Playstation fueron así, sin los sticks analógicos. A mí me ha parecido un acierto el hecho de que se propongan los primeros mandos. Le da un toque, digamoslo así, de más "autenticidad", ya que esto del DualShock vino después, aunque fuera para el mismo modelo de consola. Así que ya tenemos a Sony metida en esto de las consolas "mini", por si alguno tenía dudas o peor, se las daba de listo pensando que Sony no iba a entrar en este mercado retro que está ahora candente. Y que nadie se espere algo excepcional, sólo porque lo haga Sony. La Playstation Classic va a seguir bastante de cerca los estándares tecnológicos de este tipo de productos, es decir, algo muy básico con unas "tripas" muy simplonas. En resumidas cuentas: placa estándar SoC con emulador, memoria justita y a correr.

No me cabe duda (salvo sorpresón) de que el acabado exterior será recreado con mimo, y que al tacto, muy seguramente, estos mandos sin sticks serán muy buenos. Tampoco me cabe duda de la cara de pocos amigos que se les ha quedado, no sólo a quienes no ven con buenos ojos el repertorio de juegos elegido, sino el tan simple hecho de que Sony se haya apuntado a esto de las "mini". Creo que ya sólo queda Microsoft para apuntarse al carro, pues hasta SNK ya nos ha deleitado con su NEO-GEO Mini. Una Xbox Mini no estaría nada mal, aunque no sé si en Redmond están por la labor. Y el año que viene pueden caer la Nintendo 64 y la ya mencionada Mega Drive. La primera es sólo rumorología (aunque muy potente) y la segunda está prácticamente asegurada. Y por Diosssss... que SEGA saque la Dreamcast Mini. Y así ya podré morir tranquilo. Mientras.. .que siga la fiesta de las "mini"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario