martes, 26 de junio de 2018

Lawbreakers: ese "Overwatch" fallido



Echando el vistazo habitual de las ofertas de verano de Steam, veo cómo se me recomienda, observando la propia plataforma mis gustos personales, un FPS del que he leído mucho pero que no había tenido la oportunidad de probar. Lawbreakers sigue ahí, en Steam, a modo de Free-to-play hasta que cierren los servidores el próximo septiembre. Me ha picado la curiosidad y he aprovechado el momento para descargar los 45 gigas que ocupa en mi disco duro este juego que iba a ser, en un principio, la sinfonía perfecta de Cliff Bleszinski, uno de los máximos responsables y cara más visible de la saga Gears of War. Al menos para comprobar de primera mano si es tan mal juego como lo han pintado... o para descubrir que igual ha sido carne indiscriminada de cañón de manera injusta.


Antes de nada dejo claro que a mí este sub-género, si se le puede llamar así, de FPS no me gusta. No. No me gusta Overwatch, ni estos otros con Battle Royale ni historias. Así que de primeras, Lawbreakers me pinta feo. Obviamente, que sea feo para mi, no quiere decir que el juego sea objetivamente malo. Y es aquí, cuando llevo varias horas de Lawbreakers a mis espaldas, cuando no logro comprender ese tremendo odio hacia este título. De veras, me parece demasiado el ruido negativo que se ha generado. Recordemos que ha llegado a estar con únicamente 4 jugadores simultáneos... ¡a nivel mundial!. Ahora no, al pasarse al "free" hay bastante más movimiento, y siempre he encontrado partidas repletas de jugadores.

Al principio se decía que uno de los principales problemas del juego es que debió haber salido así, es decir, gratis con las típicas microtransacciones para el que quiera pagar por chorradas cosméticas. Pero Overwatch sin embargo es de pago, y su éxito es incuestionable. Lo comparo con el juego de Blizzard porque no se me ocurre otro ahora mismo que ofrezca el mismo concepto jugable. Puestos a comparar ¿por qué Overwatch triunfa y Lawbreakers no?. Una de mis principales conclusiones es que empiezo a pensar que es cosa de los youclowns (sí, este palabro que me he inventado y al que recurro mucho últimamente). Creo que el gran fallo del amigo Cliff es el planteamiento estratégico a la hora de vender Lawbreakers al público.

Porque, a grandes rasgos, Lawbreakers es otro Overwatch. Su planteamiento es prácticamente idéntico: personajes con un rol muy determinado, mapas muy pequeños, acción instantánea, cajas de botín... Blizzard tiene pasta y medios suficientes como para meter por el ojo casi cualquier juego que le salga de las narices. Esto no lo ha podido hacer el modesto estudio Boss Key que creía que el juego se iba a vender como churros porque sí, porque tenían a Cliff en el plantel, y eso ya les iba a bastar. Como se puede comprobar, fue un clamoroso error que va a terminar con la aniquilación total del juego (salvo que algunos usuarios "piratas" lo rescaten y se lo monten por su cuenta). ¿Cual habría sido entonces un buen plan b?. Pues, por ejemplo, lo que están haciendo con juegos como PUBG o Fortnite: Youtube.


Ese es el truco para vender mierda en estos momentos en el mundillo del videojuego. Dales una pasta a los youclowns de todo el planeta y tu juego se verá hasta en los telediarios. Así los niños de entre 12 y 16 años irán corriendo a tirar de la tarjeta de papá o a comprar una tarjeta prepago para estar a la última basura que les dictan estos youtubers. Esa es la única explicación de que estén triunfando este tipo de juegos (que yo mismo he jugado, por si alguno me lo echa en cara), y es la estrategia de márketing que en Boss Key igual debieron tomar en su momento. De haber sido así muy seguramente hoy tendríamos noticias de Lawbreakers en todos los medios especializados, de la misma manera que lo hacen con PUBG o Fortnite. Todo el mundo hablaría de lo gran juego que es, de lo que engancha, y de que si no lo juegas eres un paria. Bien lobotomizados por el youclown de turno. Así sí que sí.

Escribo con este tono indigando porque me resulta un camino peligroso para futuros juegos el hecho de publicitarlos así. No tengo nada en contra de PUBG, ni Fortnite, ni Lawbreakers... Es que no contemplo justificación alguna para defenestrar Lawbreakers de esa manera tan visceral que muchos han realizado. El juego ofrece lo que se esperaba de él. A mí personalmente me aburre de igual manera que Overwatch, que como dije hace tiempo, no es un FPS de mi gusto. Como comenté en su momento, tiene su público, pero yo no estoy en él. Lo que me alucina es que endiosen a uno y bajen a los infiernos a otro de una manera tan radical. Y digo que es peligroso dicho camino en el sentido de que me parece que se está perdiendo la valoración subjetiva de muchos jugadores. No te gusta porque te guste. Te gusta porque te han dicho que te gusta. Es el dinero que le han pagado a los youclowns los que realmente te están diciendo que el juego es bueno, aunque no lo sea. 

No es fácil escapar a las garras de esta "perversión". No, porque aunque muchos puedan decir que cada uno juega a lo que quiere o le gusta, los youclowns ejercen una presión en las mentes más jóvenes para que compren los juegos que promocionan. Dile a tu hijo que no le compras el pack de inicio del Fortnite cuando todos sus amigos de clase lo tienen, verás que risa. A mí de pequeño (abuelo cebolleta mode ON) las revistas me decían qué juegos moloaban y los que no. Pero luego yo jugaba y ya me formaba mi opinión. Ahora parecen todos borregos jugando a lo mismo. Lógicamente hay excepciones, pero es complicado no apuntarse a la corriente en esta época hiperconectada, y más a un imberbe de 15 años. Así que es lo que toca. Te van a decir qué es lo que tienes que alabar y qué es lo que tienes que odiar con todas tus fuerzas. Qué juegos tienes que jugar y qué juegos tienes que despreciar. Pero con cuidado eh, no vaya a ser que te pares a pensar por tí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario