miércoles, 23 de mayo de 2018

Unreal Gold está disponible gratis en Steam y GOG



Y otro juego más que añadir a mi lista de juegos de Steam que va creciendo de manera pausada pero muy constante. La gran mayoría de juegos que tengo en la biblioteca, o bien no me han costado un euro, o poco más de eso he pagado por ellos. Esta vez merece la pena echar un vistazo a nuestras cuentas de Steam (GOG también) y comprobar que un juego de la talla de Unreal está totalmente gratis hasta el próximo 25 de mayo. Como siempre, sólo debemos pulsar el botón de Jugar para que se nos agregue a nuestra lista de la biblioteca de juegos. Despúes ya podremos decidir si lo descargamos e instalamos. Pero ya se nos queda ahí definitivamente. Y sin pagar un duro. De paso, vamos a hablar un poquito de un FPS que marcó una época irrepetible en los FPS.


Muchos jugadores, sobre todo los que sean más jóvenes, sólo les sonará la palabra Unreal ligada a Engine. Epic MegaGames (entonces se llamaba así) soltó en 1998 todo un bombazo que le hizo encumbrarse por todo lo alto en lo que a apartado técnico se refería al género de los FPS. Eran tiempos donde "monstruos" como Half Life estaban dominando el panorama. Unreal llegó con una fuerza visual descomunal. Exprimía tu tarjeta gráfica aceleradora (VooDoo, Riva...) hasta límites insospechados, ofreciendo un rendimiento que te dejaba boquiabierto. Nadie había visto nada igual antes en un PC. Puede parecer exagerado a estas alturas, pero os aseguro que en aquella época costaba digerir que aquello se mostraba en tiempo real.

Como es lógico ahora se le notan las costuras. Han pasado 20 años (de ahí que Epic lo ofrezca gratis, celebrando su vigésimo aniversario). Pero lo acabo de probar hace un rato y, aunque es cierto que se le nota la edad, la verdad es que sigue siendo bastante llamativo. Esa inolvidable presentación-intro del castillo era toda una declaración de intenciones. Postureo de la época para vacilar a tus amigos de tarjeta gráfica aceleradora, mientras ellos, o bien no la tenían o andaban con sus PSX pixeladas. A pesar de eso a algún inconsciente no le llegó a convencer. Estaban naciendo entonces lo que después se conocerían como "sonyers", y que ahora, por suerte o por desgracia, son legión. Pero como digo, aquello era fantástico. Texturas, iluminación, color, reflejos, carga poligonal... Unreal se sacó la "chorra" nada más pisar el césped.


El problema de Unreal, bajo mi punto de vista, es que sólo se quedó en eso, en gráficos. A pesar de que tuvo una secuela bastante mejor y que dignificó la jugabilidad, esta primera entrega pecaba precisamente de lo contrario. Esto puede ser sacrilegio pero lo digo como lo siento: a mí Unreal me pareció un tostón de FPS. Seguía unas pautas de juego demasiado clásicas que ya habían quedado desfasadas. Juegos como Quake II, que salieron meses antes, ya estaban indicando que el camino a seguir para el modo de un jugador no era el ir pegando tiros porque sí, y avanzar sin sentido. Ahora había narrativa, inmersión y complejidad jugable. Cosas como hablar con otros personajes, vivir sorpresas y giros de guión, y hacer otras cosas más allá de matar por matar se estaban estabilizando en el género. Y ahí Unreal patinó, pues carecía de todo esto.

La cosa es que gráficamente era tan extraordinariamente bueno, que el sólo hecho de avanzar por descubrir el siguiente mapa matando Skjaars, los enemigos slienígenas del juego, te tenía pegado en tu monitor CRT (los TFT eran para los ricos...) horas infinitas. Eso hoy día difícilmente es posible en la generación actual de consolas y PC. Yo soy el primero que se fascina con el nivel técnico de títulos como Uncharted 4, por ejemplo. Pero a estas alturas exijo mucho más que eso en un juego. Será la edad, experiencia acumulada con los años, o lo que sea, pero a mí no me basta con que un juego sea técnicamente espectacular. Si Unreal saliera hoy ofreciendo unos gráficos de siguiente generación, o se marcara un "E3-Killzone 2", creo que no generaría el impacto que causó hace 20 años. Pero vamos, esta cuestión poco le importó a Epic, porque fue un éxito rotundo.


No sólo había nacido un clásico, sino que se apuntaban a lo que, de momento sólo gente como Id Software estaba exprimiendo como la nueva gallina de huevos de oro: los motores gráficos. Tanto es así que al propio motor, llamado simplemente Unreal Engine, es un referente inconfundible a la hora de desarrollar juegos actualmente. Fortnite, por ejemplo, corre bajo este motor (obviamente actualizado a los tiempos). Muy pocos quinceañeros saben que su juego Battle-Royale de moda corre bajo un motor gráfico que "nació" hace cuatro lustros. Ni lo saben ni les importa. Con jugar a lo que los youclowns les dicten, ya tienen suficiente. Como iba diciendo, no sólo la gente de John Carmak y cía se estaban forrando con los motores gráficos. Epic se apuntó al carro y se llevó buena parte del pastel. Recordemos que juegos como Gears of War, Bioshock, Bulletstorm, Dishonored o Batman Arkham Asylum, corren sobre versiones de este motor, por nombrar unos de los más reseñables.

Así que ya sabéis dos cosas. De dónde nació este motor gráfico y que estáis tardando en descargar, totalmente gratis hasta el 25 de mayo, tanto en Steam como en GOG, este pedacito de historia de los videojuegos. Y sin necesidad de gastar dinero en una 3DFX. Ahí es nada ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario