jueves, 12 de abril de 2018

God of War: Breve repaso al espartano más famoso de las consolas



Ya falta apenas nada para poder disfrutar, quienes sean poseedores de una PS4, del esperadísimo God of War. Y mientras contamos impacientes estos días, hasta el 20 de abril, por aquí vamos a realizar un pequeño repaso, sobre todo a título personal de quien escribe este blog, de lo que ha significado esta bestial saga de acción en las consolas de Sony. Por primera vez (si exceptuamos Betrayal), y como casi todo el mundo sabe, se va a cambiar el estilo jugable, dejando a un lado la forma más clásica de lo que es un "hack ´n slash". Han actualizado la jugabilidad de Kratos a los tiempos más actuales, siguiendo la estela de lo que ofrecen hoy los juegos de acción en tercera persona (Tomb Raider, Batman, Hellblade...). Por eso vamos a repasar lo mejor y lo peor de esta colección de geniales entregas que nos vienen deleitando la gente de Santa Monica Studios desde los tiempos de PS2.


God of War. 2005. PS2.
El primero, el que sentó las bases. No lo recuerdo como un juego que generara mucho "hype" en aquella época. Es más, lo tuve en mis manos como un juego más de acción, de los tantos que proliferaban en el vasto catálogo de la segunda consola de Sony. Se me vino a la mente en un principio Prince of Persia. Las primeras fases recordaban a ello, pues ese primer Kratos empezaba a hacer cosas como trepar o caminar sobre tablas estrechas. Poco a poco el juego me iba absorviendo, percatándome de que estaba ante algo realmente bueno. Como digo, apenas recibí información ni se generó la que se forma hoy día con tanta redes sociales y tanta expectación previa. Aquello iba mejorando por momentos. Los golpes, los gráficos, la trama. Todo muy cuidado y realizado con mucho mimo. Era impresionante. La escalada final al monte Olimpo, con esas escaleras doradas, se me quedó grabada en la retina. Quedé tan impactado como satisfecho. Lo que no sabía entonces es que estaba ante el nacimiento de un clásico.

God of War 2. 2007. PS2.
Como he dicho en otras ocasiones, para mí es el mejor de toda la saga, a expensas de jugar la última entrega el 20 de abril. Para esta entrega sí que se generó "hype". El primero había sido un éxito y las ganas de ver qué  seguía ocurriendo en este mundo de mitos griegos y violencia extrema era notable. Kratos no se encontraba a gusto entre los dioses y decide volver a lo que le gustaba: luchar en tierra firme con sus espartanos. El comienzo de este juego es absolutamente memorable. El comienzo, el desarrollo intermedio y el final. Todo. Empezaba con una carta de presentación que te dejaba con la boca abierta. Un modo de entrar a saco sin contemplaciones, con un ritmo que no decae en ningún momento a lo largo del juego. La "fotografía" y los gráficos eran extraordinarios para la época, a pesar de que ya habíamos entrado en aquella famosa "next gen". La acción y mejora de habilidades de Kratos volvían a ser todo un acierto. Más espectáculo y más violencia. Descomunal, titánico. En definitiva una obra maestra en su género. PS2 se despidió a lo grande con este juego.



God of War Betrayal. 2007. Móviles.
Posiblemente el God of War más desconocido de todos. Éste sería el primer cambio de registro, ya que, dada la potencia de los móviles no se pudo hacer mucho más que un plataformas 2D. Hace 11 años los móviles no eran de pantalla táctil, como ahora. En aquella época empresas como Nokia y Motorola tenían un gran peso en la industria, dominando mucho el mercado. Juegos como Betrayal fueron vistos en Sony como una oportunidad de acercar una de sus exclusivas al mundo de los móviles, en un movimiento muy poco habitual en esta compañía. Programado en JAVA, que era lo típico del momento, se nos ofrecía un plataformas muy logrado que no estaba mal, aunque no aportaba demasiado a la historia de Kratos y su personal venganza contra los dioses del Olimpo. Actualmente se puede jugar si nuestro móvil es android y nos hacemos de su archivo APK que incluye emulador para poder usar la pantalla táctil.

God of War. Chains of Olympus. 2008. PSP.
Sony se estrenó en el mundo de las consolas portátiles con gran éxito, a pesar de estar siempre a la sombra de Nintendo. Pero PSP no se quedó a un lado, como han hecho con PSVita. Este God of War andaba a medio camino entre la primera y segunda entrega de PS2. De nuevo se realizó un trabajo formidable para lo que eran las especifiaciones técnicas de la portátil. Era un lujo poder jugar a un GoW en cualquier parte. Y no se andaron con ñoñerías por ser una versión portable. Gráficos a la altura de lo esperado, jugabilidad (acción+plataformas+puzles...) igual de buena que sus hermanos mayores de PS2 y doblaje al castellano. Vimos a un Kratos que parecía andar del lado de los dioses, luchando contra las tropas persas, pero la cosa se empezaba a torcer, dando los motivos de furia que muestra el espartano nada más empezar GoW 2.

God of War 3. 2010. PS3.
Si hubo "hype" con el 2, con el 3 ya fué algo demencial. Con las redes sociales instaurándose como lo que son hoy día, se generó bastante expectación para ver al Dios de la Guerra en la "next gen" de Sony en HD. Y, si bien estamos hablando del God of War más vendido de todos, en conjuto el juego no dio la talla de lo que en principio se esperaba de él. No es un mal juego, ni mucho menos. El problema es que el 2 dejó el listón demasiado alto. A pesar de eso era un espectáculo controlar a Kratos por primera vez en alta definición y el juego quedó como un último broche en su argumento, dejando todo un poco en el aire después de todo lo que acontece en esta entrega. Un final que no gustó a muchos, tanto por la forma como por el mensaje que dejaba. Se dejó abierto a hipótesis. Incluso se rumoreó que a partir de ese momento un supuesto hermano suyo, Deimos, tomaría las riendas de la saga, aunque fuera de manera paralela a la historia de Kratos. Pero la cosa se quedó ahí, en la incertidumbre. De aquí es donde parte el nuevo God of War de PS4.



God of War Ghost of Sparta. 2010. PSP.
Si Chain of Olimpus fue bueno, éste lo fue todavía más. Junto con la segunda entrega de PS2 es, para muchos jugadores, el mejor GoW. Esta vez la historia del juego profundizaba sobre las raíces del esparatano, dando lugar un juego que mejoraba el sistema de combate del anterior lanzado en PSP, y que a nivel técnico ponía la consola prácticamente al límite. El problema es que se le comparó con GoW 3 y ahí salía perdiendo con respecto a la jugabilidad (el tema gráfico es obvio).Tampoco impactó demasiado, pues el desarrollo de la aventura pecaba un poquito de "esto ya está visto", aunque sí es recomendable jugarlo por su carga argumental. Sea como fuere el caso es que cuajó muy bien en los usuarios de PSP y fans de la saga en general. Se puede jugar también en su versión remasterizada (God of War: Origins Collection), junto con Chains of Olympus, en PS3.

God of War: Ascension. 2013. PS3.
Para mi gusto, el más flojo de la saga. Hace un poco como lo que se hizo con las entregas de PSP, es decir, ir hacia atrás en la cronología de Kratos para revivir momentos, como el hecho de tener muy reciente el asesinato de su mujer y su hija. Profundiza sobre todo en las motivaciones del espartano con respecto a Ares y su juramento. Dicho así no suena mal. El problema es que estamos ante un juego que justificaba su presencia estirando mucho el chicle. Como después del 3, argumentalmente no se sabía a ciencia cierta que camino seguir, decidieron ir lo más atrás posible. Uno de sus principales reclamos era un modo multijugador. Sí, suena tan extraño que, como era de esperar, no cuajó. Fue como una especie de mal clon de Super Smash Bros. Sinceramente no tengo ni muchos ni buenos recuerdos de Ascension.

God of War. 2018. PS4 
Conforme escribo estas líneas se ha levantado el embargo del juego y ya han salido todos los análisis de la prensa especializada. El juego se está llevando sobresalientes en la gran mayoría de reviews. Pero como siempre digo, el mejor analista reside en nosotros mismos jugándolo. Por mi parte haré lo propio cuando me haga de él (por desgracia este blog no tiene suficiente peso para recibir copias de evaluación), ya que, aunque no lo haya probado todavía, me parece un imprescindible para este año en PS4. La experiencia de los años me dice que no me fie mucho de los primeros análisis. Tan sólo espero que estemos ante otro gran juego, que los cambios en la jugabilidad no devalúen la experiencia de lo que debe dar un God of War y que, en definitiva estos cinco años de espera estén justificados para la compra de uno de los títulos más esperados de los últimos tiempos.


PD: Imagen de portada del post de https://claterz.deviantart.com/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario