martes, 5 de septiembre de 2017

Pasando el fin del verano con TLOU, Bulletstorm, Titanfall 2, Farpoint...



Como viene siendo habitual, voy a resumir con pequeños análisis lo que voy jugando en los últimos meses. Esta vez toca mucho FPS y un juego que tenía pendiente desde hace bastante: The Last of Us. Eso sí, en su versión remasterizada para PS4, ideal para quienes no lo disfrutaron en PS3, como es mi caso. Vuelvo a jugar a Bulletstorm, un FPS con no demasiada reputación, pero que si lo probastes en su día estoy seguro que te acordarás de, como mínimo, la escena de la rueda. Éste también remasterizado, pero para PC. Seguimos repartiendo disparos ahora con robots. Titanfall 2 me ha vuelto a maravillar. Y por último ese grandísimo juego que es Farpoint, o mejor dicho, su accesorio: el Aim Controller. Es lo más cerca que vas a estar a vivir el campo de batalla en un FPS de realidad virtual. Empezamos...


The Last of Us Remasterizado (PS4).
Grandísima decepción. Así es como resumiría la que es una obra maestra inconmensurable para gran parte de crítica y público. De nuevo Naughty Dog me decepciona, y esta vez con más consistencia de lo que lo hizo con Uncharted 4. Al menos aquella vez me lo veía venir. He ido a jugar sin ver un sólo vídeo, ni un sólo spoiler, ya que me consta desde hace años que la trama y el guión es uno de sus grandes puntos fuertes. El caso es que no puedo negar que eso es así, aunque a mí no me haya convencido. Al igual que no puedo negar que el despliegue gráfico es absolutamente demencial. Ya ví cómo se mostraba el juego con aquella demo para PS3 que pusieron hace años en PSN. Eso mismo (el haber probado ya la demo) es lo que me tenía algo mosca con TLOU. Y es que cuando una demo no te convence, las posiblidades de que la versión completa sí lo haga suelen ser remotas.

Como digo, la remasterización es impresionante. Técnicamente, aunque ya se encuentre desfasado, se muestra con una calidad que hoy día todavía impacta. Sobre todo esas miradas y expresiones faciales de los personajes. A 1080p y 60fps posiblemente he disfrutado de los gráficos mucho más de quienes aquellos que también fliparon con la versión de PS3. Del sonido tampoco tengo queja alguna. Banda sonora y sobre todo, doblaje al castellano, rayan un nivelón espectacular como muy pocos juegos pueden presumir. Hasta aquí todo bien. Pero hasta aquí. Porque en lo que respecta a jugabilidad, TLOU es un tostón, se pinte como se pinte. Largos paseos, usar escaleras, palets, buscar cosas y matar algo de vez en cuando. Básicamente a eso se resume la jugabilidad. Al principio resulta intersante, pero al poco tiempo se vuelve repetitivo y soso. Tanto que, al final, te da igual qué pasa con Ellie y Joel. Sólo quieres que se acabe ya el maldito juego.


Esto que estoy diciendo puede que sorprenda a más de uno, pero es, con total sinceridad lo que me ha transmitido el juego. Además, hay cosas muy forzadas, todo está muy "scriptado", tiene numerosos bugs muy graves (y eso que esto está remasterizado y comprobado) y algunos "capítulos" son bastante previsibles. Es más, ese final tan abrupto puede resultar incluso insultante. Joel muestra una personalidad despiadada interponiendo el bien de la humanidad sobre todo lo demás, para que luego le pase eso. A ver si lo entiendo: es un cabronazo superviviente del apocalipsis, pero le enseñas la "foto", y le sale el lado sensible. Mal, muy mal. Y el DLC que viene incluído en esta versión, ni lo he completado. Ellie con su amiga haciendo tonterías, haciéndose fotos y tirando ladrillos a coches viejos. Y encima intercalando dos historias de esa manera... buf. Genial Naughty Dog, sencillamente genial. 

También tengo que admitir, por otra parte, que el juego contiene elementos que ya, a priori, me han alejado de él todo este tiempo. Los juegos de zombis con toques "survival horror" no me gustan, para empezar. Noto un descarado aprovechamiento de la "moda zombi" para vendernos esta especie de "Uncharted dopado". No bastaba con mi desapego a los zombis que, encima, me metes el acceso a armas y a objetos más incómodo de la historia de los videojuegos. En forma de cruz, usando la cruceta, en el lado contrario de dicha cruceta y encima pulsando X para cambiar el arma. Joder, que hubieran pedido una combinación de botones que dure 1 minuto, y todo contentos. Vaya tela. En fin, que me he alegrado mucho de haber pagado 15€ y no los 70€ que costaba en su lanzamiento. Si llego a haber pagado eso, es para darse de cabezazos contra la pared. Y me parece que voy a tardar milenios en tocar otro juego más de Naughty Dog.

Titanfall 2 (Xbox ONE)
Jugué a su beta en su momento y, en este caso, las vibraciones sí han ido consonantes con el juego completo. Cuenta con algo muy reclamado en el primer título: el modo historia. Como era de esperar, sabiendo quienes son los desarrolladores (ex-miembros de los que realizaban la saga Call of Duty), la campaña para un sólo jugador es muy intensa, pero algo corta. No tiene nada especialmente destacable, más allá de la personalidad del titán que, me ha hecho gracia y sorprendido a partes iguales. Además cuenta con el detalle de venir doblado al castellano, lo que lo convierte en algo muy satisfactorio, a pesar de ser muy "fast-food". Pero tiene sus momentos, es muy espectacular y hasta se le llega a coger cierto cariño (aunque lo justito eso sí) al bueno del titán.


En la parte multijugador no hay demasiadas novedades a destacar de lo que comenté en su día con la beta. Sigue siendo una gran mejora de la genial primera entrega, pero con el ritmo más pausado y con una regeneración de  titanes más y mejor ajustada que el anterior, mucho más directo y loco. La personalización de los titanes, pilotos y las armas es muy amplia, aunque no tan profunda como cabía esperar en un principio, y a esto hay que añadir que todos los DLCs están disponibles totalmente gratis. Sólo debemos tener suscripción Gold para jugarlos a todos. Como digo, es un gran juego de robots/mechas (en mi opinión la mejor saga de la historia en este sentido) que vuelve a ofrecer un multijugador online muy completo y sobre todo, adictivo. Lástima que las ventas no acompañen.

Bulletstorm Full Clip Edition (PC)
Tenía muchas ganas de probar esta remasterización del brutal juego de la gente de People Can Fly junto con Epic. Recordemos que esta locura de FPS tenía también detrás a Cliff Bleszinski, principal responsable de la saga Gears of War. Lo analicé en su día, versión de PS3, para una web de juegos que ya no existe. Como todavía conservo dicho análisis, copio y pego parte de la conclusión final que escribí en 2011:

Nos lo pasaremos bomba, nunca mejor dicho, haciendo todo tipo de perrerías a los enemigos. Esto va unido a un sentido del humor siempre presente. Desde los exagerados diálogos, pasando por los propios nombres de las ejecuciones, el juego destila un humor negro mezclado con algo más infantil que nos hará soltar más de una sonrisa seguro. Esta ambientación se agrega a la acción más brutal posible y con escenas absolutamente épicas que costará quitarlas de nuestras retinas por su inconmensurable espectacularidad. Es un juego recomendado para aquellos que quieran probar algo diferente a lo marcado por los FPS más “serios”, aunque os advertimos de que sus fallos pueden hacer que más de uno se lleve un pequeño chasco. 

El juego, a pesar de ser divertidísimo, presentaba serios problemas de rendimiento en PS3. Esto era cosa de los ports de la época, que en general rendían muy bien en 360, pero que en la consola de Sony se atragantaban. Es por eso que tenía muchas ganas de rejugarlo en mi PC Gamer, con mejores gráficos y a 1080p y 60fps. Y el resultado ha sido notablemente satisfactorio. Me parece un juegazo casi único en su especie y que rara vez vamos a tener la oportunidad de volver a jugar a algo similar. Seis años después parece otro soplo de aire fresco entre tantos "Destinys" y petardos similares. Su violencia tan explícita y sus diálogos repletos de palabrotas que llegan a ser incluso demasiado cargantes, su ambientación semi-madmaxiana, y los combos mortales y sangrientos que podemos hacer con el entorno hacen de Bulletstorm uno de los juegos más políticamente incorrectos de la última década. Al menos en lo que respecta a FPS.


Eso sí, en esta Full Clip Edition me ha decepcionado el modo con Duke Nukem. Si queremos podemos empezar la historia con el propio Duke de protagonista principal. Pero esto pierde mucho su gracia al no contemplar el doblaje al castellano. Sí, la voz es la original de Duke y añade nuevos y geniales puntazos a toda esta historia loca de las galaxias, pero el juego es demasiado bueno para perderse leyendo subtítulos. A pesar de esto, lo recomiendo mucho, sobre todo si quieres probar un FPS muy loco, muy violento y muy divertido.

Farpoint (PSVR)
Iba a realizar un post aparte con este juego. Y no sería mala idea, pues este juego lo merece. Si tienes en tu casa una PS4 más las gafas PSVR, ésta es una de las mejores experiencias jugables que vas a encontrar ahora mismo en el panorama de la realidad virtual. Pero sobre todo si te haces de la "pistola", el Aim Controller. Mucho ojo, porque no tiene absolutamente NADA que ver el jugar a Farpoint con el mando de PS4 que con el Aim Controller. Y aviso para navegantes: los mandos move NO VALEN. Insisto encarecidamente de que si os vais a comprar Farpoint, os compréis también el Aim Controller, a pesar del considerable gasto extra. Pero os garantizo que la inversión está más que justificada. Y a continuación explico los motivos.

Es, básicamente, un sueño casi hecho realidad para todos aquellos que el género de los FPS nos entusiasmen desde casi sus comienzos. Y se acerca muchísimo, además, al concepto de realidad virtual que muchos tenemos en nuestras mentes. Es una auténtica pasada ver cómo observas tu arma mientras mueves el Aim Controller. La respuesta es muy impresionante. Podemos alejar y acercar el arma, voltearla y lo que, por lo menos a mí, me ha parecido lo más espectacular: la mirilla. Si acercamos el Aim Controller a nuestras gafas, podemos usar la mirilla para apunta mejor, incluyendo un visor que sólo aparece cuando queremos poner nuestro "ojo" en él. Es un espectáculo. En serio. No sabéis lo que estoy disfrutando jugando a Farpoint. Y encima la sensación de mareo es nula.


A esto hay que sumar el gesto que hay que hacer para cambiar de arma. Otro puntazo sensacional. Se realiza levantando el arma y acercándolo a nuestro hombro, como si lleváramos una mochila en la espalda. Cuando volvemos a poner el arma en la posición normal, ya la bajamos cambiada. Os aseguro que estos detalles parecen cosas simples así descritas, pero es lo más genial que he jugado en toda mi vida en un FPS. Y os aseguro que soy alguien que lleva una tonelada de FPS a sus espaldas. Eso sí, el juego no ofrece nada especial, a pesar de ser muy espectacular visualmente. Está hecho así para no provocar mareos, tomarnos tiempo para saber movernos, disparar y sobre todo, disfrutar del periférico de Sony, que me parece uno de sus mayores aciertos de todos los tiempos. No puedo comentar más, porque no he acabado de jugar a Farpoint. Pero he jugado lo suficiente como para no despegarme de él y recomendarlo mucho, eso sí, con el Aim Controller.

No hay comentarios:

Publicar un comentario