martes, 12 de septiembre de 2017

La Mini NES se pondrá de nuevo a la venta



Esto sí que nadie se lo esperaba. Nintendo acaba de anunciar que para el próximo verano de 2018 va a ofrecer una nueva remesa de la Nintendo NES Classic Mini (Mini NES para los amigos). A falta de un día para la publicación de su nuevo "Direct", donde vamos a conocer más detalles de los juegos de cara a navidades, como Super Mario Odyssey, han soltado esta noticia. Es, sobre el papel, algo muy bueno para el consumidor normal que quiera hacerse con esta pieza de coleccionismo "retro-moderno", y algo muy malo para la jauría de especuladores que lo único que hacen es joder al resto de usuarios. Pero Nintendo no sólo ha anunciado esto. Hay más.


Ha vuelto a insistir en que la producción de la inminente Mini SNES está siendo muy concienzuda, para que el día 29 de septiembre las unidades fabricadas satisfagan la demanda. Es sin duda otra buena noticia, aunque todas estas promesas todavía estan por cumplir. Foros y redes sociales, sin embargo, no dejan de recordarnos que este tipo de estrategias pueden ser (y puede que no les falte razón) motivo de este nuevo rumbo que ha tomado Nintendo con respecto a sus productos. Si bien antes la gallina de los huevos de oro se centraba en formas de jugar distintas, más sus exclusivos, ahora parece que han tomado una senda parecida a la de Apple.

En otras palabras: vender la marca por encima de todo. Admito que no tengo ni idea de cómo estarán valoradas ahora mismo marcas como Nintendo, Microsoft o Sony. Pero apostaría a que es Nintendo, ahora mismo, la que más valor representa de cara a los consumidores. Es la única marca "legendaria" que queda en el sector de los videojuegos (SEGA hace muchos años que no es lo que era), y todo lo que saquen con su sello, es sinónimo de muchas ventas. Con Mini NES empezó todo, como diría aquel. Es posible que fuera fruto de un poco de casualidad y algo de pillería, porque esta gente tontos no son. El caso es que Mini NES fue un éxito bestial que abrió la caja de pandora (o más bien de billetes) de Nintendo: crear ansiedad por la marca.


Esa es la explicación por la que la Mini SNES está agotada en reservas en casi todo el mundo. Y también están haciendo lo mismo con Switch. La propia Nintendo no garantiza un stock para navidades de su Switch, aunque mientras escribo estas líneas, puedo garantizar que hay consolas de sobra en casi todos los sitios que la venden habitualmente. Así que con todo esto la cosa queda un poco en el aire: ¿Nintendo cumplirá sus promesas de stock de Mini SNES? ¿No habrá Switch suficientes para cuando empiece la época navideña? ¿De verdad lo hacen para luchar contra la especulación, o en realidad les viene bien para vender lo que no está escrito?. Desde luego, de algo no hay duda: Nintendo va a ganar un montón de pasta este fin de 2017. Y para 2018 va a ser que también...

No hay comentarios:

Publicar un comentario