miércoles, 8 de marzo de 2017

Nintendo Switch: Impresiones



No sé cómo lo hago, pero me suceden cosas muy raras e increíbles en relación a este mundillo de los videojuegos. Bueno, por una serie de casualidades que no vienen a la caso en este momento (lo contaré en otro instante si eso...), he podido hacerme de una Nintendo Switch. Ya está en mi casa la nueva consola de Nintendo. Y ya está aquí un post que creía que no iba a ser posible hasta, por lo menos, las próximas navidades, que es cuando yo tenía en mente más o menos y si el dinero me lo permitía, hacerme con una Switch. He tenido que salir a buscar por lo menos un juego, el Super Bomberman R. De entre todo el escasísimo catálogo actual de Switch, lo único que me ha convencido es esta nueva entrega del famoso título de Konami. Como he dicho en otras ocasiones, no soy seguidor de las aventuras de Link y compañía. Esto es lo que tengo ahora mismo y es lo que os voy a comentar.


Para empezar he de admitir que esperaba algo más de Nintendo con respecto al "packaging". Sinceramente me ha decepcionado. Nintendo suele tener por costumbre ofrecer sus consolas en unas cajas bien empaquetadas, con un cuidado y mimo para que cuando las tengamos en nuestras manos, sepamos muy bien cómo ir abriendo todo. Wii, por ejemplo, contenía dos apartados en cartón azul muy bien predispuestos para ir sacando todo. Con WiiU también pasaba algo similar en este sentido. Con Switch sin embargo me he encontrado una caja sin precintos de seguridad de ningún tipo (cualquiera la ha podido abrir antes), y un par de compartimentos donde, en el superior está la consola y los Joy-cons, y debajo todo el cableado.

Me ha llamado la atención que la consola, lo que es la tableta en sí, venga bastante desprotegida. Ni siquiera viene enrollada en un plástico de burbujas o protector. Sólo en un plástico transparente muy fino, y encajada en el cartón. Paradójicamente viene mejor protegido el dock, que no deja de ser el soporte de plástico para la consola, y el resto de cables. Así que MAL por Nintendo en este apartado. Da una primera impresión de dejadez y prisas. Pero esto que describo por lo visto no es un caso aislado. Por lo que he podido comprobar en algunos foros, esto viene así de serie, independientemente si escogemos el modelo con los Joy-cons grires o de de colores.

La consola da una primera impresión de inesperada pequeñez. Aunque sepas de antemano que es una pantalla de 6.2 pulgadas, hasta que no la tienes en tu mano no eres consciente de lo pequeña que es. Y con los Joy-cons es más palpable todavía. Son bastante pequeños. Posiblemente los mandos más pequeños que he visto nunca en una consola que funciona en modo sobremesa. Así que quienes tengáis manos con dedos "choriceros" igual lo vais a pasar mal. Está claro que la consola en realidad es una portátil con opción a sobremesa. Lo que han querido llamar "híbrido" más bien se acerca mucho más a una portátil con conexión fácil, con un método "easy-mode",  al televisor. Eso sí, todo el material me parece, al menos a simple vista y tacto, de muy buena calidad.

Mi PSVita y mi Nintendo Switch con los Joy-cons puestos.

Sigo las instrucciones de la propia caja, que son extremadamente simples, consistentes en acoplar los dos Joy-cons a la Switch, y colocar ésta en el dock para que empiece a cargar. La consola y los mandos ya vienen con una carga aproximada al 50%, pero prefiero dejando cargar un rato, por si las moscas. Mientras, me tengo que pelear con el cable HDMI y mi receptor AV. No me da la señal en HD, ni 720p ni 1080p. Mi TV es algo vieja, sólo dispone de una salida HDMI, la cual va a mi receptor y de ahí a cualquier dispositivo que tenga HDMI. Todas mis consolas y aparatos (Raspberry Pi, Portátiles...) toman esta señal en HD, pero al parecer Switch NO. Emite la imagen a 480p. La única manera que me queda es conectar directamente la TV al dock. Así sí me da la salida en HD. Y por lo visto algunos modelos de televisores Samsung tienen algún problema a la hora de encender y desacoplar la consola.

Entre la ONE y una de mis PS3. Lugar provisional para el dock.

Así que, salvo que Nintendo, vía update, arregle esto, tengo que andar desconectando y conectando dicho cable. Pues ni de coña admito jugar a 480p. Prefiero "molestarme" en cambiar dicho cable. Salvando esta incidencia particular en la instalación, todo parece funcionar con bastante normalidad. Tengo el "problema", si se le puede llamar así, de que la conexión WIFI no indica el máximo. De tres rayas sólo coge 2. Y eso que el router lo tiene a 4 metros sin interferencias. Pero al parecer a todo el mundo le pasa lo mismo. Por otro lado la consola se inicia de una manera increíblemente rápida.  Hacía tiempo que no veía arrancar una consola con tal velocidad. Casi ni te das cuenta. Como digo, configuro el WIFI, navego por su menú minimalista (que me recuerda un poco a menús del Windows 10) y actualizo la consola. Pasa todo muy rápido. Ya tengo lista la consola para jugar.


Las cajas de los juegos de Switch son básicamente las de PSVita, pero más alargadas.

La verdad es que en apenas un cuarto de hora tengo instalada la consola, actualizada y cargándose. Tardé el triple en configurar las PSVR. Lo primero que probé, pues no me quedaba otra, fue el Snipperclips, que es el único juego de la eShop europea que dispone de demo gratuita, al menos a día de hoy. Me divertí mucho, pues jugué con otro jugador en la misma pantalla. Ambos teníamos la misma sensación con los Joy-cons: son fáciles de usar pero se nos hacen muy pequeños. Al pulsar los botones y usar los sticks la sensación es de robustez. Otra cosa es como aguanten el paso del tiempo. Pero de primeras al tacto parecen de muy buena calidad, tanto la superficie como la pulsación de los botones, que aparentan mucha firmeza.

Aprovechamos para usar lo que yo he llamado "raíles de botones", que son las correas con botones superiores del los Joy-cons. Estos "redondean" dichos mandos, haciendolos más ergonómicos, y añadiendo unos botones superiores que pulsan a los de abajo. Es como poner una barra encima de los botones L1 y R1 de un mando de PS4 al que se le añaden otros botones justo encima de ellos, que los hacen más cómodos. Es en esta ocasión cuando hay que tener cuidado. Hay que encajar cada "raíl" en su Joy-con de manera específica. Es decir, la parte del + con el + y el - con el -. Será porque están nuevos, pero cuesta algo meterlos y sacarlos. He tenido que aplicar más fuerza de lo que yo pensaba para usar esto. Imagino que con el tiempo se deslizará mejor.

Los propios Joy-cons responden muy bien. No se me han desincronizado ni nada por el estilo. Jugando en modo portátil la pantalla se ve bastante bien. No hay puntos de fuga de luz ni otros defectos que algunos usuarios llevan días reportando por diversos foros. Parece que me ha tocado una consola "buena" (toquemos madera...). Además responde perfectamente a las pulsaciones táctiles. Quizás no me haga mucha gracia que la "pata de cabra" de la parte trasera esté en un costado. No me convencía la primera vez que lo enseñó Nintendo, y sigue sin convencerme. Lo normal hubieran sido dos, una a cada lado, o en todo caso otra algo más ancha pero en el centro. Justo debajo de esta tapa está la entrada para las tarjetas microSD, tal y como hemos visto en los unboxings oficiales.Por cierto, esta pata también cuesta un poco abrirla.

Tearaway y Super Bomberman R. Tamaños muy similares.

En el tema jugable, la experciencia con la demo de Snipperclips ha sido muy divertida, pero como todos sabemos, una consola sin juegos... pues como que no. Al día siguiente voy en busca de algún juego físico, y me encuentro las tiendas llenas de Zelda y 1-2-Switch. Zelda lo autodescarto de inicio. Y prefiero ver algunas impresiones de la gente que se ha comprado 1-2-Switch, antes de lanzarme a por él. Alucino con los palos que le están dando. Engañoso, corto... hasta lo tildan de estafa. Veo a muchos usuarios muy cabreados por lo que han pagado por 1-2-Switch. Así que mejor tomo precauciones y voy a por la única copia que he visto de Super Bomberman R. No que es que los juegos de Bomberman me apasionen. Es que no encuentro más en formato físico por ninguna parte.

La caja del juego es de dimensiones bastante parecidas a las de un juego de PSVita. Simplemente le han dado más altura. En el caso de Super Bomberman R, está plastificado sin el precinto de Nintendo. Es raro, pero al parecer éste juego viene así. No es el caso del resto. Lo abro y no contiene nada más que el juego. No me esperaba unas instrucciones al uso, pero al menos el típico panfleto de una sóla hoja. Ni eso. Bueno saco el juego, que es de tamaño similar también a los de PSVita. No, no me atrevo a pasarle la lengua (jaja...) y lo inserto en la consola. Como era de esperar, la reacción es casi de décimas de segundo. Inmediatamente sale la imagen del juego, lo abro y a jugar. No tengo que esperar a que se instale nada. Del juego haré unas impresiones más adelante, cuando lo complete.

Esto es lo que vemos cuando abrimos un juego de Switch.

En lo que respecta a la funcionalidad de la consola, su sistema operativo es realmente ligero y rápido. Han simplificado enormemente la interfaz, dejando para el pasado el sistema de "pantallas-teletubo" de Wii y WiiU por algo más sencillo y acorde a los tiempos que corren. No hay mucho que rascar en el menú de Switch. eShop, configuración, mandos, apagar... y poco más. Cuenta con un par de temas instalados, negro y blanco, de corte minimalista. Presupongo que un futuro inmediato esto de los temas se va a ampliar de manera considerable, como ocurre con 3DS. Pruebo todos los modos posibles de juego. Con Joy-cons acoplados, sin ellos, con el "perro" (el adaptador para colocar ambos Joy-cons como si fuera un pad), con la consola en el dock... Pruebo, con mucho cuidado eso sí, a sacar la consola, vuelvo a meterla en el dock... Todo funciona tal y como había prometido Nintendo.

En general, lo que es la consola en sí, me deja muy buenas sensaciones. Es una consola distinta, diferente. Tal y como es Nintendo. No tengo la sensación de que vaya a correr la misma mala fortuna que con WiiU, aunque por otro lado he de admitir que me recuerda a las mismas sensaciones de la primera vez que toqué una WiiU: una consola con mucho potencial. Creo, de verdad, que sin Nintendo y este tipo de consolas la industria sería mucho peor. Te podrá gustar o no la Switch, pero hay que reconocer que es de agradecer que alguien, se llame Nintendo o como se llame, esté dispuesta a proponer algo que se salga de la norma. Lo que ofrece Sony y Microsoft está muy bien, pero con Nintendo la experiencia siempre es distinta. Eso es lo que espero a partir de ahora. Espero sacar un rendimiento basado en experiencias jugables que no me dan ni PS4 ni ONE. De momento no hay un gran catálogo y tiene muchas cosas que mejorar, como ocurre con todos los lanzamientos de consolas en los últimos tiempos. Sólo espero que Nintendo no se duerma en los laureles y nos ofrezca títulos de calidad y sobre todo, cantidad.

2 comentarios:

  1. No entiendo como lo haces y que sepas que te odio mucho por ello ;) pero yo, si con una consola no soy capaz de dar a basto, imaginate con las 3…..

    Y si, es cierto que se agradece que Nintendo esté siempre ahí aunque no sea santo de mi devoción. En cualquier caso, desde Wii, siempre he considerado sus consolas como consolas complementarias. Es decir, consolas para tener como secundarias para cuando te aburres de tu PS4 o XBOX One y cambiar un poco de aires. Solo el tiempo dirá si esta vez la Switch se convierte en algo mas que eso.

    Buen articulo.

    PD: Lamer el cartucho habría sido lo primero que yo habría hecho… ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues puedes odiarme un poquito más si te digo que la consola me ha costado 0 euros... Es una larga historia. Bueno, creo que coincidimos más o menos en eso que dices, lo de consola complementaria, o secundaria, como dicen algunos otros. Me decanto algo más por el tema de la "selectividad". Me he vuelto tan extremadamente selectivo con los juegos, que me es perfectamente viable disfrutar de todas las consolas actuales.

    Sólo juego a lo que sé que me va a divertir, o presuntamente divertir. ¿PS4?, Pues sus exclusivos (Last Guardian, Uncharted, God of war...) ¿ONE? Igual (Gears of War, Forza, Titanfall...). Y Switch, pues de momento sólo tengo el Bomberman. Y me da que la voy a tener un buen tiempo sin darle un uso intensivo, ya que a mí sólo me interesan Marios, Donkey Kongs y juegos de ese corte (alguno de Platinum también caerá en su momento), que van a tardar mucho en llegar todavía.

    Por cierto, aprovecho para comentar una gran cagada de Nintendo con Switch: el dock. Menos mal que me he pillado un protector de pantalla, pero es bochornoso que la parte interior sea de plástico con aristas que rayan los bordes de la pantalla. Fallo muy gordo. Voy a tener que usar una gamuza para que no dañe la pantalla al meterla o sacarla del dock.

    ResponderEliminar