miércoles, 15 de marzo de 2017

La revista Gamer cierra, tras sólo 6 números


Aunque a muchos le sorprenda, todavía existen revistas de videojuegos en formato de papel. No es como antaño, donde había mucho donde elegir. Hoy sobreviven básicamente Hobby Consolas y sus "revistas hermanas", como Nintendo Acción, Playmanía o RetroGamer (hay otras de competencia directa como SuperJuegos y GTM...). Para quien no se haya enterado, hace unos seis meses se presentó en los quioscos una nueva alternativa: Gamer & Gamers. Después conocida más como Revista Gamer a secas. Su principal atractivo era su precio: 1,95€. Y, para mi gusto, la revista estaba bastante bien. Creo que habían sabido combinar muy bien lo que debe ofrecer una revista de papel, actualizada a los tiempos que corren. Por eso me ha suponido una desagradable sorpresa el conocer, hace apenas 24h, que anuncian su cierre, habiendo publicado únicamente 6 números. Al menos, en mi caso, les he seguido hasta el fin.


Sigo comprando revistas de videojuegos en formato de papel. Sobre todo la RetroGamer. Cuesta 7 euros, pero es una revista que sale cada tres meses. Está impresa en papel de calidad y sus artículos son bastante buenos. A veces resbalan un poco con ciertos temas, pero en general sus reportajes son muy profresionales. Así que tampoco me parece un desembolso escandaloso el pagar ese dinero por esta revista. En uno de mis escasos viajes al quiosco, precisamente a por mi RetroGamer de turno, me topé con Gamer & Gamers. Apenas dos euros valía. Me pareció muy buen precio y me llevé el número 1 para mi casa. Y me agradó mucho. La revista era corta, llegaba si acaso a 100 páginas, pero muy directa, muy concreta y sobre todo, muy amena.

Daban mucha prioridad al tema visual en sus contenidos. Fotografías grandes, a veces a doble página, casi como un póster con el texto debajo. Artículos y análisis mezclados con fotos y efectos gráficos que a priori parecían algo "locos" y desordenados, pero que invitaban a escudriñar la información en todo el papel. Y tardabas poco, muy poco en leertela. Te informabas de un plumazo de lo más relevante del mundo del videojuego. Además comparaban sus notas con las de metacritic, añadían siempre códigos QR para ver desde el móvil tráilers y otros vídeos. Listas muy bien elaboradas de los juegos más vendidos, de los lanzamientos y hasta tenía una página de rumores sin confirmar. Sin el postureo ni la parafernalia de Hobby Consolas (que por cierto, cuesta la friolera de 3,50€), por hacer una comparación.

Números 4 y 5.

Así eran sus análisis.

El caso es que me gustó tanto que la he ido comprando cada mes. Hasta que ha llegado su sexto y último número. Algo me decía la cosa no iba bien cuando me ha costado mucho hacerme de esta entrega final. No era capaz de encontrarla en ningún sitio. Justo ayer la ví de pura casualidad en un quiosco del centro de mi cuidad, y no me lo pensé. Era la última que le quedaba. Y precisamente ayer, revisando su facebook en busca de información sobre los concursos que tenían anunciados (regalaban copias de Horizon y un volante para consolas...), me encuentro con la notificación del cierre definitivo. La verdad es que me ha resultado una pena, pues había retomado el pulso y la costumbre de ir al quiosco, como hacía años que no lo hacía, con la ilusión de comprar una revista de videojuegos en papel. 

Por otro lado tengo que admitir sin embargo que siempre rondaba en mi cabeza la posibilidad de que el proyecto tuviera viabilidad. Es muy complicado en los tiempos que corren aventurarse en una empresa como esta. Es decir, sacar una revista nueva en formato físico y aguantar el tirón. Como todos sabemos, sólo necesitamos cualquier dispositivo que pueda conectarse a internet (nos vale prácticamente cualquier smartphone) y en un rato te pones al día de toda la actualidad. Es por esto que admiro las ganas que han puesto en arriesgarse en algo así, y les agradezco desde aquí el esfuerzo realizado para entrar en un mundo tan complicado como el de las revistas de videojuegos en papel. Además, porque sé de primera mano lo que es que te cierren un proyecto de estas características, y lo que ello supone. Al menos que quede constancia de que algunos hemos valorado mucho este trabajo, y guardaremos con mucho cariño estos seis números de una revista que, ya, es leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario