miércoles, 21 de diciembre de 2016

2016: Mis juegos favoritos, mis "GOTYS", sorpresas y decepciones



Un año más que nos dice adiós. Un año más que nos hacemos más viejos (no sé si más sabios). Un año que, afortunadamente, ha estado repleto de una buena cantidad de juegos para casi todas las plataformas actuales. 2016 se despide con el mundo del PC-Gaming siguiendo en alza, con la fiebre ya en muy bajas cotas de esa "revolución" que iba a ser la Realidad Virtual, con un nuevo rumbo marcado en lo que a generaciones de consolas se refiere (PS4 Pro y Nintendo Switch), y con otra remesa de títulos que, si bien uno no puede jugarlo todo, ha disfrutado como siempre de lo que ha podido probar. Empezamos.


Lo primero que quiero dejar claro es que son juegos que no son necesariamente lanzamientos de 2016. La mayoría sí, pero no todos. Empiezo por War for the Overworld (PC). Posiblemente una de las sorpresas más gratas que me he llevado en el último mes. Con su nueva actualización, la 1.5, corrige muchos errores y mejora sensiblemente el rendimiento de esta gran copia del mítico Dungeon Keeper. Realizado por un grupo de fans de dicho título, consiguen lo que parecía imposible: plasmar el espíritu del juego original (de hace casi 20 años) en un juego actual. No alcanza las cotas maestras de la obra original, pues Molyneux dejó el listón extremadamente alto. Pero le da un repaso descomunal a aquella segunda entrega que nos dejó muy fríos. War for the Overworld vuelve a conseguir que las horas se conviertan en minutos. Muy grande y muy recomendable, sobre todo si eres fan de Dungeon Keeper.


También me ha hecho pasar buenos ratos, aunque no a tantísimos niveles, juegos del corte de Hell Yeah - Wrath Of The Dead Rabbit (PC), un plataformas 2D del cual ya hablé por aquí en su día, muy divertido aunque algo escaso en su potencial. También ha sido un gustazo rememorar viejos tiempos con dos clásicos de los FPS: Duke Nukem 3D 20h Anniversary (PC) y DOOM (Xbox ONE). Y cada uno a su estilo. La versión nueva de Duke Nukem está preparada para PCs actuales, y con sólo instalar la aplicación jugaremos tal cual era dicho FPS. Una gozada. Pero más gozada me ha resultado el nuevo DOOM. Bethesda e Id se han vuelto a sacar de la manga un juegazo como un castillo. Descomunal. Lo más bestia y salvaje, con una jugabilidad totalmente "old-school" pero sin renunciar a las bondades de las máquinas actuales. He disfrutado (y de hecho lo sigo haciendo con su genial multijugador a lo Q3 Arena) con DOOM como hacía tiempo que no lo hacía. Es mi GOTY 2016 sin ningún género de dudas.

Sin salirme de Xbox ONE, me tengo que quedar de nuevo con el magnífico Gears of War 4, aunque todavía lo tengo pendiente de finalizar. Comienza un poco dubitativo, pero la cosa está mejorando por momentos. Del que no me queda ninguna duda de su éxito sin embargo es de Forza Horizon 3. El mejor juego de coches de 2016 y en mi opinión, entre los mejores juegos de conducción arcade de los últimos tiempos. Es de estas veces que te acuerdas de otros, como Need for Speed, y te das cuenta de lo bajo que ha caído la saga de EA. Horizon 3 roza la perfección, haciéndonos disfrutar tanto de su jugabilidad como de su imponente acabado técnico y artístico. Por otro lado, y cambiando de tercio, tengo que nombrar a Diablo III pues, después de 4 años, me sigue enganchando en cada temporada. Y ya va siendo hora de que Blizzard le de una nueva vuelta de tuerca. Es mi juego "acompañante" de los demás. Siempre está instalado en mi PC.



Dentro de las portátiles, 3DS sigue gozando de muy buena salud. En mi caso la cosa no va tan rimbombante, pues no soy amigo ni de los Pokemon, ni Yokai Watch, ni cosas por el estilo. Pero me quedo con las versiones 3D de los juegos de la consola virtual como OutRun o Sonic. Con respecto a juegos en sí, me quedo con Kirby Planet Robobot y la versión, aunque algo recortada, de Super Mario Maker. No me quiero olvidar de PSVita y su gran año gracias al "exploit" que encontraron hace unos meses. Gracias a eso, estoy comprando y completando mi colección de juegos físicos de PSVita. Asphalt Injection me ha dejado muy buen sabor de boca. Es que echo en falta juegos tipo Burnout como el comer. Algo similar a este tipo de juegos ha sido otra sorpresa, pero para WIIU: Fast Racing NEO. Extraordinario juego de naves a lo Wipeout, pero mucho más directo y espectacular, con un toque arcade impecable.

En el apartado de juegos indies, me quedo con dos: Limbo e INSIDE. El primero lo probé cuando estuvo gratis en Games with Gold, y me gustó mucho. INSIDE (PC) también, como dejé en su correspondiente análisis, pero me quedó un regusto amargo al final. Y ahora vamos con las decepciones. Empezamos por los dos más grandes chascos que me he llevado: Uncharted 4 y Ratchet & Clank. Ambos de PS4, como no puede ser de otra manera. Del primero ya hablé en su momento. En resumen, pretende ser más de lo que ofrece. Abarca mucho y aprieta poco, escudándose siempre en un apartado gráfico que, por otro lado, es apoteósico. Y es que esto no falla: si un juego le gusta a mi "cuñao que le mola la plei", mal asunto. Por otra parte el regreso de Ratchet me ha parecido insulso. Demasiado poco para lo que otros títulos de la misma saga han dado en el pasado. Estaba hecho con demasiadas prisas. Y eso sin contar que la película fue un gran fiasco.



Seguimos con más decepciones. Overwatch (PC) me hizo pasar buenos ratos... a ratos. El, para mí inexplicablemente, mejor juego de año no me lo parece tanto. Ni mucho menos. También he hablado de él por aquí, cuando Blizzard lo "regaló" durante un fin de semana. Se me hace bueno para echar cuatro partidas rápidas y... si te he visto no me acuerdo. Más no le veo al asunto. Otro que también me ha causado bajón ha sido Paper Mario Color Splash (WIIU). Aunque éste ya me lo esperaba, viendo que venía a repetir la fórmula que había funcionado en 3DS. Personalmente me gustaba más el Paper Mario sin tanta lucha por turnos ni tanta tontá.

Y hasta aquí puedo contar. He jugado a más juegos y seguro que me olvido de algunos, pero no quiero hacer este post interminable. Me quedan muchos juegos por probar, como habréis comprobado. Le tengo muchas ganas a títulos como Titanfall 2, Quantum Break, Mirrors Edge, Watch dogs 2, Far Cry Primal, etc... y el que me voy a comprar de todas todas sin pensármelo dos veces: The Last Guardian. A éste sí que le tengo unas ganas tremendas. Ni siquera quiero leer ni un sólo párrafo de análisis o críticas. Este me lo reservo de otra manera. En definitiva, nos quedamos con un 2016 muy bien cargadito de juegos. Esperemos que 2017 sea, como mínimo, igual de bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario