sábado, 8 de octubre de 2016

TOP 10: Juegos de coches que nos han enganchado



Hoy venimos a la carga con otro TOP 10 particular. En esta ocasión vamos a clasificar lo que serían los 10 juegos de coches que más tiempo nos han tenido pegados a nuestras pantallas. Es indiferente el hecho de que hablemos de simuladores de conducción, arcades, tipo de máquina (consola, PC, recreativa...), los gráficos, la época o el realismo. Simplemente recordar, a lo largo de nuestra historia jugable personal, cuáles han sido los juegos que nos han reportado la mayor cantidad de horas jugables. Y como siempre ocurre con este tipo de posts, siempre es una cuestión puramente subjetiva. Ni siquiera han de ser buenos juegos de carreras. Simplemente los que nos hayan atrapado durante infinidad de horas. Comenzamos...


10. San Francisco Rush 2049 (Dreamcast).
Empezamos por un juego no demasiado conocido por el público general. Este juego de estilo puramente arcade y futurista salió en 1999 para Nintendo 64, GB Color y Dreamcast. En mi caso me tocó la versión de la consola de SEGA y si lo recuerdo no es porque sea precisamente un gran juego de coches. Era bastante genérico y fácil de controlar. Uno de sus puntos fuertes era el hecho de usar unas alas o aletas como si fueran un avión planeando. El juego, sinceramente, no decía mucho... hasta que un día nos dió por probar su multijugador local a pantalla dividida a 4. Y ahí fue donde descubrí, junto a mis familiares y amigos, un gran modo multijugador, con arenas cerradas a lo Destruction Derby y cuatro coches ahí haciendo piruetas. Qué tardes aquellas. Menos mal que mi televisión de tubo era de 29"...



9.Asphalt Injection (PSVita).
Lo he descubierto hace bien poquito, probando juegos en mi resucitada PSVita (gracias, HENkaku). Y es que... vaya juegazo de coches que tenía "escondido" la Vita. Hereda todo lo mejor de sagas como Burnout, aplicando su propio estilo de turbos, powerups por las pistas y takedowns. Además tiene un pequeño toque de tunnig que no molesta para nada. Es el juego de coches que me tiene enganchado ahora mismo a mi consola portátil. Siempre tendemos a infravalorar la saga Asphalt porque suelen aprovechar el lanzamiento de las consolas, pero éste se sale. Gráficamente sí que da un poco el cante y parece que tiene cosas de PSP... pero su jugabilidad es a prueba de bombas. Echaba de menos estos "burnouts".



8.Big Red Racing (PC).
En varios diskettes "cortados" con aquella arcaica versión MS-DOS de WinRAR. Así es como me dejaron unos amiguetes de aquella época (1996 creo...) el genial Big Red Racing. Además de coches había más vehículos, como lanchas, camionetas... de locos. No era muy habitual en el género de carreras de coches el dotar de libertad casi absoluta. Es decir, que casi siempre se corría en circuito cerrado. Con BRR, aparte del cachondeo y el tono friki-desenfadado, podíamos explorar el resto del mapa, coger atajos muy descarados y perdernos por desiertos infinitos haciendo el cabra. La de horas que le eché a esta tontería de juego. Me lo pasaba pipa en aquel Pentium 133 con 8 megas de RAM y aquel mastodóntico disco duro de 1 giga.



7.Outrun (Recreativa).
No necesita presentación. Todos (o casi todos) reconocemos a este pedazo de clásico, que ha sido portado mil y una veces a todas las consolas y formatos posibles. Me quedo, sin ninguna duda, con el orginal (aunque reconozco que la versión para Nintendo 3DS es cojonuda) de la máquina recreativa. Muchas monedas de 25 pesetas, aquellos cinco duros, se perdieron por el camino. Pero aquello enganchaba que no veas. Que si era mejor tomar la ruta por la izquierda, luego derecha... Años después me enteré que el juego, según la meta, cambiaba la escena final. Nunca llegué a la meta, pero recuerdo muy bien lo genial que me lo pasaba en aquella coin-op con su gran volante, la palanca de cambios de 2 marchas y su inolvidable BSO.



6.Sega Rally (Recreativa).
Otro que tampoco necesita demasiada presentación. Este también fue un traga monedas que vaciaba mis bolsillos en aquellas inolvidables salas recreativas. SEGA se sacó de la chistera un pedazo de arcade de rallys difícilmente superable. La coin-op estaba diseñada con doble pantalla y doble asiento para echar piques con los amigos. El control al principo costaba pillarle el truco, pero poco a poco te ibas acostumbrando a una jugabilidad endiablada. No tenía muchos circuitos ni demasiados coches. Pero tenía el atractivo suficiente como para que no pudieras resistir la tentación de echar una partidilla contra alguien. Todavía echo unas partidas de vez en cuando en el emulador de PC y tengo todavía pendiente probar la versión de Saturn. Muy grande este Sega Rally.



5.Pursuit Force Extreme Justice (PSP).
Seguro que a más de uno ni le suena. Es de estos juegos que, por desgracia, no tienen la repercusión mediática que realmente se merecen. Lo tengo considerado como uno de los imprescindibles de PSP, por poco que les pueda sonar a muchos. Estamos ante un juego que es un espectáculo de principio a fin. Contiene una impresionante banda sonora, está muy bien doblado al castellano y no te da un segundo de respiro. Persecuciones trepidantes muy "madmaxianas" pero en un contexto contemporáneo, con policías persiguiendo a maleantes a toda pastilla. Además aquí se dispara y se abordan vehículos. Vamos asaltando coches, destrozándolos y enfrentándonos a jefes finales. Sólo les hizo falta incluir la frase "Sed testigos" de la posterior película Furia en la Carretera. No sé cuantas veces me lo habré pasado...



4.Carmageddon (PC).
Recuerdo como si fuera ayer la polémica que levantó este título de SCI. Es más, yo me enteré de su existencia gracias a un telediario, que se hacía eco de que era un juego de coches que te recompensaba por atropellar a peatones. Casualidades increíbles, al poquísimo después, me presta un familiar un CD, tipo CD-MIX, con una buena cantidad de juegos, incluído el Carmageddon. Y si le eché horas infinitas no fue por lo impactante que era aquello y la diversión bruta y gamberra que destilaba (que también). Sino porque no me dedicaba a ganar carreras. Era más divertido liarse a leches contra los otros coches. Conseguía más puntos, más tiempo añadido, y recorría kilómetros haciendo el cabra (este juego también nos permitía movernos libremente, como un GTA). Y ojo, cuando hablo de Carmageddon, me refiero al orginal de 1997, no la chusca posterior que ha venido después.



3.Need for Speed 3. Hot Pursuit (PC).
Esto ya se va poniendo serio. El podio empieza para uno de los mejores Need for Speed de la historia. Sólo superado, en mi opinión, por Hot Pursuit 2010 (PS3, 360), supuso un punto de inflexión con respecto a lo que significaba la saga. Gráficos impresionantes, sobre todo si tenías una 3DFX, con unos efectos climatológicos de infarto, control maravilloso y una banda sonora que a día de hoy todavía retumba en mi mente. Sobre todo la parte de "rock" que incluyó el título de EA. Y ojito a esto: conforme íbamos acelerando la música también lo hacía. Una pasada. Ni que decir tiene que me sé todos su circuitos de memoria, aunque jugarlos en dirección contraria todavía me cueste un poco. Mi coche favorito, aunque no era el que mejor se conducía, era el Lamborghini Diablo SV (aunque nada superaba a "El Niño"). No hace mucho me hice de la versión compatible con los nuevos Windows, con eso lo digo todo.



2.Burnout 3 Takedown (PS2).
Al igual que ocurría con los Need for Speed, una tercera parte fue la que catapultó al éxito la saga Burnout. Y sin duda al que más horas le eché fue al 3. Este juego rozaba (y estoy por decir que roza a día de hoy) la perfección en su género. Gráficos impecables, 60fps, velocidad endiablada, control muy accesible y una BSO realmente impresionante. En mi opinión Criterion Games tocó techo con esta entrega. Dominator y Revenge estaban muy bien, pero no eran más que "extensiones" de la fórmula original. Y Paradise supuso otro vuelco, con aquel mundo abierto, pero sinceramente, perdió parte de su chispa. Creo que este es el único juego de coches que, tras terminarlo, acto seguido lo empecé de nuevo. Y algunas veces me dan ganas de conectar unas de mis PS2 y darle caña al asunto de nuevo, porque el 3 es bueno. Demasiado bueno.



1.Metropolis Street Racer (Dreamcast).
El abuelo de lo que sería hoy la saga Forza Horizon, que a su vez "heredera" de Project Gotham Racing, es para mí, el juego de coches que más horas me ha reportado, seguro. En su momento fue casi revolucionario. Conducíamos todo tipo de deportivos por cuidades recreadas con total fidelidad. Tokio, Londres o San Francisco estaban casi calcadas en un juego de coches. Esto en el año 2000 no era muy habitual en el género, al menos en consolas. Nos ofrecía una mezcla perfecta entre conducción arcade y simulación, una buena banda sonora y aquella moneda ficticia, los KUDOS, que nos daban al ganar carreras, realizar adelantamientos y derrapar. Era apto para cualquier jugador, destilaba elegancia y mimo a partes iguales, la progresión de la dificultad estaba muy bien escalonada. Y creedme que la sensación de acelerar con los gatillos caracterísiticos del mando de Dreamcast no tenía comparación. Creo que me tiré unos cinco o seis meses jugando a esta joya. Casi ná.



------------------------------------------------

Pues hasta aquí es todo lo que tenía que contar. Como se puede observar, mis gustos no van acordes con la simulación. Juegos como Gran Turismo o Assetto Corsa, por poner un par de ejemplos significativos, no casan con mi estilo de juego. Me inclino más por el estilo arcade, o semi-arcade, como el mencionado Metropolis Street Racer o, el también genial, Forza Horizon.

2 comentarios:

  1. JO, pues vaya si estuve enganchado a algunos de aquí… como al Sega Rally (que por cierto, yo si que lo he probado en Sega Saturn ;)) y ya de paso también al Daytona USA que era de la época. Lo que no entiendo es como las partes nocturnas del need for speed 3 y esos efectos tan chungos entre luces y polígonos no han provocado a dia de hoy ningún ataque epiléptico… XD

    Como efectivamente comentas, esta lista es una cuestión un poco personal. Yo quitaría algunos que ni conozco e incluiría el STUNS de PC y esos loopings que podías generarte con su editor de circuitos, el Gran Turismo 3 (a día de hoy, el que mas me ha conseguido enganchar), un juego de Formula 1 de PC de la época del Quake (no recuerdo su nombre pero creo que era de producción española) y el mencionado Daytona USA de SAturn (que como no tenia mas juegos anda que no le metí horas…).

    Se me hace raro que no hayas incluido el Enthusia… ;)

    ResponderEliminar
  2. Enthusia es muy grande, y ahora que lo dices, falta en mi colección "deluxe" de PS2 (imperdonable!). Tengo que hacerme de él. Enthusia me gustó mucho, pero con tanto juego de PS2 en su día, no pude disfrutarlo como es debido. Es que la cosa está en los juegos que más nos han hecho jugar muchas horas. El Big Red Racing es una tontá de juego, pero no sé por qué me hizo gracia y le eché muchas tardes.

    Hace poco me he hecho del Sega Rally y del Daytona USA de Saturn. Les tenía muchas ganas pero todavía no los he probado. Se me acumula todo. Estoy a ratos con el DOOM, a ratos con el Tomb Raider nuevo, otros con el Hell Yeah el conejo del infierno (puntazo, jaja), trasteando con mi PSVita y su hackeo, hoy mismo tengo que ir a por el Gears 4... Abarco mucho y aprieto poco :P

    ResponderEliminar