miércoles, 28 de septiembre de 2016

Sobre la "scene", los perjudicados y los beneficiados



Lo he comentado otras veces por aquí. Me refiero al siempre polémico tema de la "piratería" en el mundo de los videojuegos. Recientemente nos hicimos eco de la caída del que iba a ser el DRM invencible, Denuvo, en lo que respecta a los juegos para PC. Pero ha habido otra corriente bastante más notoria y significativa que esto. Durante este 2016 hemos asistido, viéndolo ahora con perspectiva, a una espece de aceleración de acontecimientos respecto al hackeo o "pirateo", o como queráis llamarlo, de tres consolas: WiiU, 3DS y PSVita. Llama la atención la manera de producirse, casi como si fuera una reacción en cadena. Casualidad conspiratoria, pero son tres consolas que tienen los días contados...


Empezamos con lo que estaba ya en faena, pero que le faltaba todavía un dominio prácticamente total y absoluto. Desde principios de 2016 la Nintendo 3DS contaba con una scene que, si bien permitía el uso de copias, emuladores y demás, seguía teniendo un coto algo reservado. Las consolas debían estar entre unos firmwares específicos (sobre todo entre 4 y 9) para poder realizar una serie de procesos, como el famoso rxTools. No sólo el proceso era delicado y no apto para cualquier usuario. Es que una vez que teníamos éxito, el propio posterior proceso de uso, no era tampoco apto para cualquier usuario. Eso de tener que cargar la emuNAND, usar juegos en formato CIA con el instalador FBI (sí, qué nomenclatura tan curiosa eh) sonaba y era algo complejo... Y si tenías una consola con firmwares superiores o no disponías de algún juego "guay", como Cubic Ninja (que alcanza precios estratosféricos por la red), ya podías esperar sentado.

De repente, cuando todo estaba más o menos calmado en este sentido (obviamente Nintendo no paraba de sacar actualizaciones para tapar estos agujeros), nos encontramos con Luma3DS. Un custom firmware que se instala en la consola (sysNAND) y que es, a fecha de hoy, a prueba de actualizaciones. Nos permite usar el juego online, la eShop, la freeShop (esto es el no va más), emuladores, backups, homebrew... Incluso se puede hacer downgrade a consolas con firmware superior. Todo muy similar, en líneas generales y guardando las distancias, a lo que sucedió con PSP en su día (¿recordáis a Dark Alex?. El caso es que, si tienes a día de hoy una 3DS, da igual el modelo, las probabilidades de que sea hackeable, ha de rondar el 95%.

El famoso canal homebrew de Wii, también tiene sus versiones de WiiU y 3DS.

A esto hay que unir el "caso WiiU". Recuerdo todavía el mensaje de cierto "hacker" o "scener", como lo queramos llamar, recién salida la consola al mercado (estoy buscando el enlace a esto sin éxito). Tiró la piedra y escondió la mano. En apenas 30 días anunció que la consola tenía una vulnerabilidad, un agujero bien grande, que permitía hacer con ella cualquier cosa. Vaciló y no quiso dar más datos, porque no quería perjudicar a Nintendo (¿qué clase de excusa es esa?). Pasaron varios años sin saber nada del asunto. WiiU no iba bien en ventas, Nintendo reconoció que se habían equivocado y... zas, Loadiine para todos, como los Kalise de Iniesta. Qué cosas: resulta que en el último firmware de la consola (5.5.1), repito, el último que se supone el menos vulnerable, con una carpeta, cuatro archivos mal contados y, opcionalmente, tu smartphone, cargas copias de juegos en WiiU de una de las maneras más fáciles que se han visto jamás. La de WiiUs que se están moviendo desde entonces por GAMEs y Wallapops...

Se asemeja mucho esto con lo ocurrido muy recientemente con PSVita. La consola no estaba muerta, estaba de parranda. Al igual que sucedía con WiiU, resulta que con el (pen)último firmware (3.60), se puede instalar una aplicación llamada Henkaku. Asomó la cabeza de manera algo tímida hace un par de meses aprox. permitiendo sólamente ejecutar emuladores y algún que otro homebrew. Poco han tardado en descubrir cómo instalar los VPK (los .exe de PSVita) sin apenas problemas. Sony, como es costumbre, sacó un nuevo firmware, el 3.61 que tapa  todo esto. Ni que decir cabe que es muy raro que tengas tu PSVita en versiones tan altas. Además, hay métodos alternativos para actualizar a 3.60 sin tener que descargar el 3.61 que parchea. Pero es bastante curioso el tiempo que se han tomado en sacar dicho parche (no han estado tan ávidos como en otras ocasiones), y sobre todo que, así de la nada, de repente la consola haya "caído" de esta manera.

Ahora es cuando nos hacemos la pregunta del millón: ¿Quién se beneficia de todo esto?. Si la respuesta que te viene a la cabeza son los jugadores piratillas, igual tienes razón. Pero creo que hay más gente que saca beneficio. ¿Sony no ha sacado provecho al liquidar el stock que le quede de tarjetas de PSVita? Recordemos que no son tarjetas SD al uso, son de formato propietario. Es decir, que sólo podrás instalar tus copias de juegos en una tarjeta oficial de Sony. Y son basante caras. La de 16GB ronda los 30/40€, por poner un ejemplo. Más de uno y de dos, y de tres, al conocer al "amigo Henkaku" ha ido ipso facto a su GAME o tienda de juegos más cercana, para pillar una PSVita + tarjeta. Me apuesto la cabeza y no la pierdo. Pensad... ¿habrían ido a dejarse unas pelas en la consola de no ser por el hackeo?.

Menú inicial de Luma3DS, lo último en hackeo para la portátil de Nintendo.

Sony, a excepción de Japón, no quiere más PSVita por occidente. Ha sido un fracaso propiciado por ellos mismos y esto les viene de perilla para eso: liquidar stock. Nintendo va por el mismo camino, o uno bastante similar. NX, su consola secretísima que está a punto de anunciar, va a eclipsar a 3DS y sobre todo a la nefasta WiiU que tantos quebraderos de cabeza les ha dado. Qué mejor manera de "resucitarlas" con ambos "pirateos". A vender todo lo que quede, que nos lanzamos a por NX y no queremos echar la vista atrás. Pero esto no es nuevo. Siempre me llamó la atención cosas como el hueco de la placa base de la Wii que, casualmente, era el justito para instalar los chips. O que, a pesar de las revisiones, los lectores de las Xbox 360 eran todos modificables. PS2 (la consola de sobremesa más vendida de la historia) la podías modificar con chip, sin chip, con CDS, con las memory cards, pendrives (Free McBoot)...

Los que siempre de todas todas salen perjudicados son los desarrolladores, que como es lógico, no quieren ver sus obras gratis por la red. Creo sinceramente (y ya me pongo tan conspiranoico como de costumbre) que las grandes compañías del sector juegan un poquito a dos bandas. De cara defienden, con toda la lógica del mundo, estar en contra de cualquier modo de hackeo, o crackeo, o "pirateo". Normal, pues las desarrolladoras no quieren trabajar para sistemas vulnerables. Pero siempre me queda la duda en el tintero de si, de vez en cuando, a algún directivo de Sony, Microsoft o Nintendo da la orden, en un momento determinado, de "dejarse llevar" y filtrar por esas oscuras redes de internet un método para meter mano al asunto. Porque eso de que tal hecho les perjudica, no lo tengo yo tan claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario