jueves, 8 de septiembre de 2016

Battlefield 1: Ni frio ni calor



Tal y como reza el título de esta entrada, así es como me he quedado tras probar la beta abierta de Battlefield 1 en ONE. Por motivos de salud no he podido jugar todo el tiempo que me hubiese gustado. Casualmente el tiempo que ha estado activa la beta no he estado en disposición de jugar a casi nada.  Pero he podido jugar lo suficiente como para hacerme una idea de lo que va a ser el nuevo Battlefield ambientado en la Primera Guerra Mundial. Ya ha pasado el período de su última beta, y a partir del 8 de septiembre ya no funcionan los servidores. Lo he probado poco, pero igualmente voy a comentar brevemente mis impresiones.


Para empezar, me he quedado un poco como digo al principio, ni me ha entusiasmado pero tampoco me ha decepcionado. Como se suele decir, uno se ha quedado casi igual que estaba. El desierto del Sinai, lugar escogido para esta beta, luce bastante bien a unos 60fps (aunque no sé si el juego realmente se me veía a 1080p reales). Tiene sus "rascadas", es cierto, pero en general Frostbite se comporta muy bien en las consolas actuales de sobremesa. En la versión que he probado yo (Xbox ONE) lucía así de bien, y los defectos gráficos más bien eran de otra índole. Conduciendo a gran velocidad la cámara me ha dado bandazos hacia arriba, perdiendo totalmente la orientación. Dos-tres segundos de périda de control que bien me han costado alguna muerte que otra.

Los tanques parecían que llevaran temporizador. Es lo que deduzco de otro gran fallo que se ha repetido en alguna de mis partidas. Por motivos que desconozco, mis vehículos pesados desaparecían por arte de magia, dejándome en "pelotas" a merced de cualquiera. No es que me lo reventaran a base de explosivos. Así sin más hacían "pop" y desaparecían. Y por supuesto el dichoso lag, que me ha fastidiado a base de bien en numerosos momentos (sobre todo jode cuando tienes tú ventaja). Son fallos achacables a lo que es una beta, con lo que no puedo juzgar técnicamente el resultado final, entre otras cosas, porque el propio juego completo todavía no está a la venta.


En lo que respecta al juego en sí, me ha costado bastante entrar en esta nueva dinámica de la primera gran guerra. Se siguen respetando el tema de las clases, siendo la del médico la que más me ha costado acostumbrarme. En otras entregas era la clase recomendada para novatos, pero esta vez parece ser que asalto va mejor. Esto me ha parecido así sobre todo por el equipamiento principal. Serán las armas que se usaban en aquella época, pero a mí me ha costado bastante acostumbrarme a ellas. El tiempo de recarga de algunas se me hace muy largo, por muy realista que sea, y la munición por ráfagas me ha parecido bastante descompensada entre clases. Presupongo que esto se irá mejorando conforme subamos nivel en la versión completa.

Muy divertido el tema del tren, como arma o "power-up" que hace estragos en un momento determinado. Pero curiosamente lo que mejor se me ha dado no han sido los tanques, trenes, aviones (por cierto, bastante accesibles en su control) o vehículos. El caballo ha sido mi mejor aliado. Habrá sido cosa de que se me ha dado bien en estas partidas, pero el caso es que he causado numerosos estragos yendo a caballo y con el sable cortando cabezas. Flanquear patrullas a pie con mi caballo me ha permitido encadenar jugosas muertes seguidas, con el correspondiente bonus de puntos. Bastante raro en mi caso, pues me gusta más ir con carros blindados que con estas historias.


Aunque en el juego final habrá modo Rush (atacar y defender posiciones), sólo podíamos acceder al modo Conquista, el clásico de Battlefield de toda la vida. Este mapa desértico no me ha parecido el mejor ejemplo para este modo, que, particularmente también se me suele dar muy bien. No me ha hecho gracia el tema del posicionamiento de las bases, todas ellas muy juntas, excepto una muy lejana en medio de un desierto. Difícil el tomar referencias y tener mentalmente las bases orientadas. Sinceramente no me ha gustado mucho el diseño de este mapa. Bebe, quizás en exceso, de uno de Battlefront. Bueno, es que este juego me recuerda bastante a Battlefront. El hecho de que compartan motor y que los desarrolladores sean los mismos, igual tiene algo que ver.

El caso es que, una vez terminado el plazo de la beta, la sensación es un poco "meh". Sí, muy bonito todo el rollo de la WWI y tal, pero no veo a este juego "obligando" a CoD a pasarse a esta época. Igual me equivoco pero a día de hoy no le veo con esa capacidad, o con esa fuerza como para eso. Tiene mucho de Battlefield clásico, eso sí, pero las clases no me han parecido interesantes para jugar. Demasiada lentitud en determinados aspectos jugables (con lo rápido que me parecía en otros vídeos...) que, como en cualquier otro FPS, te pueden comprometer y volarte la cabeza en un milisegundo. Como he dicho en otras ocasiones, no corro por ningún Battlefield, sobre todo desde que están apuntados a los malditos DLCs y pases de temporada que, como no podía ser de otra manera, ya están anunciados a bombo y platillo. Ya pasé de Hardline, y creo que con este me bajo de esta saga prácticamente de manera definitiva. Lástima, con lo que me gustaba...

2 comentarios:

  1. Lo has clavado macho. A mi tampoco me ha dicho mucho…. La temática de la segunda guerra mundial limita mucho el juego en gadgets (avión no tripulado etc) con los que yo era una máquina. :P

    Desde el modo online del Bad Company 2, ninguno ha vuelto a estar al mismo nivel, bajo mi humilde opinión… :)

    ResponderEliminar
  2. Creo que me voy a pasar este invierno dándole caña al multi del DOOM, que me gusta muchísimo. Y a lo mejor al Gears 4, que por lo visto tendrá modo horda como el primero. Si cae, me pasaré el modo historia del CoD, y a este Battlefield mucho me temo que le daré de lado, al igual que hice con Hardline.

    ResponderEliminar