martes, 16 de agosto de 2016

Denuvo y la misma historia de siempre



Se nota que estamos en agosto. No hay mucho movimiento relevante sobre este mundillo nuestro de los juegos, y sólo hay que ver que hace tiempo que no publico nada por aquí (mucha culpa también la tiene la séptima temporada de Diablo III). Va siendo hora de actualizar un poquito esto. Hoy vengo a hablar de un viejo tema, siempre controvertido, a raíz del nuevo "logro" de un grupo de crackers, que han hecho pública su hazaña: han echado abajo la que se suponía era una protección anticopia, o DRM, casi invulnerable, el famoso sistema Denuvo. Como siempre ocurre en estos casos hay opiniones a favor y otras que achacan de nuevo a esta, como una nueva mala noticia. En mi caso siempre he tratado de ser muy claro con respecto a los temas de "piratería". Y es que si algo no me gusta en esta vida es ir de hipócrita.


Reconozcámoslo, todos hemos "pirateado" algo en algún momento de nuestras vidas. Y recurriendo al típico y fácil recurso bíblico: quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Que nadie me venga con el cuento, con la mentira cochina, de que siempre ha pagado religiosamente por sus juegos (o aplicaciones, o discos de música...). Me da lo mismo si en PC, consola de sobremesa, consola portátil, móvil... es indiferente. Vaya por delante que me parece de justicia que los autores cobren por su trabajo. Faltaría más. Pero no admito de ninguna de las maneras ese viejo mantra que nos han querido meter en la cabeza con lo de "una copia descargada=una copia menos vendida". Que no os hagan caer en esa mísera trampa.

Denuvo, para quien le pille todo esto de primeras, es un DRM (sistema anticopia) que parecía ser irrompible. Desde hace unos meses, juegos como Rise of Tomb Raider, Doom y Just Cause (todos ellos de PC, se sobreentiende), entre otros, contaban con este sistema de protección que se las prometía como el sistema prácticamente definitivo para evitar la "piratería". Ha sido una especie de guerra de crackers, pues dicho sistema ha sido desarrollado por ex-crackers. De ahí la elevada dificultad de desactivarlo. Hasta hace unos días, ha sido infalible. Pero un grupo, obviamente también de crackers, que se autodenominan Conspir4cy, han logrado reventar Denuvo. Ya circula por la red una release de Tomb Raider con todo preparadito. Denuvo ya ha caído.

Aquellas inolvidables ruedas anticopia de los juegos de Lucas Arts.

Esto suele pasar siempre. La historia nos ha demostrado que tarde o temprano los sistemas DRM caen. Al mismo tiempo que sucede esto, o casi, PSVita, consola mortificada por Sony, está a punto de ser "desvirgada". Técnicamente ya se puede instalar, como mínimo, una release. Y ya cuenta con un buen paquete de emuladores. Hoy día, en lo que respecta a consolas, sólo quedan PS4 y ONE sin tocar. El resto han caído, o semi-caído. La cuestión es... ¿realmente esto perjudica a la industria de la manera que nos quieren hacer creer?. No me creo ni de coña que Nintendo hubiese vendido la burrada de Nintendo DS si no llega a ser por los cartuchos flash. PSP más de lo mismo con sus custom firmwares. PS2 con sus chips... etc... Y es que hay un grupo de jugadores, guste o no, que se mueven por este tema. Yo conozco a varios.

Sí, hay gente que espera a comprarse una consola hasta que esté "pirateada" (no me gusta este término pero tengo que usarlo para comprender lo que estamos hablando). En mi caso no es así. Yo soy más bien de la opción de probar y después comprar. Pongo algunos ejemplos. Nunca me habría comprado Shadow of the Colossus si no llego a descargarme aquella ISO hace ya unos cuantos años, en mi PS2 con chip. Descubrí un juego impresionante. No tardé en ir a la tienda y comprarme mi versión en caja de cartón que la conservo como si fuera oro. Algo exactamente igual me ha pasado con Ori and the Blind Forest. Tras completar esta maravilla con una copia descargada, me he vuelto loco buscando por todos sitios una de las dos versiones en físico de este excepcional juego. He pagado muy gustosamente por él, y ya lo tengo en mi colección. Y así puedo seguir con mil ejemplos más...

Antiguamente, sobre todo en el terreno del PC, la industria se mostraba mucho mas accesible con una gran cantidad de demos y versiones shareware, aunque fuera a través de revistas con CDs. Sin versiones shareware nunca habría ido a la tienda a por mi Quake 1, por ejemplo. Incluso puedo aventurar que las ediciones piratas de la época también aportaron su granito de arena para que descubriera grandes juegos. Fue desde un CD-MIX donde nació mi pasión por dos grandísimos juegos: Diablo y Dungeon Keeper. Hoy día soy seguidor de la saga de Blizzard, jugando a día de hoy al 3 (y este no se puede "piratear"). Y por otro lado soy un orgulloso poseedor de la versión en castellano, en caja grande, del primer Dungeon Keeper. Mi dinero me costó, eso seguro.


Así que ahora que alguien me explique dónde demonios está la pérdida en la supuesta correlación que he expuesto antes (1 descarga, 1 venta menos). Y es que no se les mete en la cabeza a los señores estos de la industria, que si un juego realmente gusta al jugador, éste se lo va a comprar. Porque a fin de cuentas el original supera de manera infinita a la copia. Esto se puede incluso trasladar al mundo retro. Tengo un par de sistemas con sus "Everdrive". Pero los juegos que me realmente me gustan, todos originales, en sus cajas y con instrucciones. Aunque en este caso ganan dinero otros. El caso es que la mal llamada "piratería" me parece, sobre todo en estos tiempos, algo incluso necesario. Parémonos a pensar por un momento de qué manera está virando la industria. Ya casi no hay demos, todo son pases de temporadas, betas terribles, DLCs sacacuartos cada vez con más descaro. Por no hablar de casos de downgrades y fallos tremendos como el de Batman en 2015. Nos maltratan, a pesar de nuestra fidelidad.

Pongo un ejemplo de lo que acabo de decir. Tengo reservado Gears of War 4. Hace nada me entero de que el juego no viene doblado al castellano. Hay que esperar UN MES para que los señores que han desarrollado el juego (The Coalition) pongan el parche a nuestro idioma. Con cosas como estas uno se pone en plan Matías Prats y suelta un... ¿Pero esto qué es?. Resulta que mi juego original viene capado de serie sin mi puñetero idioma (que no es el mongolés, !!es el castellano!!). Y voy a soltar 55 euros del copón (70€ o más pagarán otros...), así sin anestesia. Por mi fidelidad a la saga. ONE no está ahora mismo "pirateable", pero si lo estuviera, no me digáis que no sería de justicia el hecho de que un montón de gente cancelara su reserva, jugara a la copia y esperara a que saliera una versión GOTY o como quieran llamarla, con todo en condiciones. Porque cuando Microsoft cierre los servidores... mi copia física seguirá sin estar en castellano para el resto de los restos.

Con todo esto el mensaje que quiero lanzar es el de siempre: Que dejen los juegos a buenos precios, seguir ejemplos como Steam, ejemplos como CD Projekt Red (The Witcher 3 no tiene DRM y ha sido un éxito de ventas), y dejar de tratar al consumidor de una manera despreciable. Si mirarán más por esto que por cubrir las ansias de dinero (sobre todo con los DLCs de los cojones), tendríamos mejores juegos y el "problema de la piratería" sería menor. Porque a la hora de la verdad, si el juego no te gusta, ni te lo compras... y ni te molestas en descargarlo. Y si te lo descargas para probar como es, y tampoco te gusta, lo desinstalas y a otra cosa. Y si te gusta de verdad, vas y te lo compras. Así de claro. Para qué nos vamos a engañar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario