jueves, 28 de julio de 2016

Diablo III: Séptima temporada con interesantes cambios



No he mencionado mucho en los útlimos tiempos a Diablo III, uno de mis juegos favoritos, porque la verdad es que no ha habido mucho que contar sobre él. La temporada 6 ha venido a ser una continuación sin apenas cosas relevantes que comentar con respecto a la 5. Tanto es así que la mayor parte de las builds apenas sufrieron cambios o simplemente se quedaron igual que estaban. Pero ahora llega la séptima, y esta vez sí que viene cargada con unos cuantos cambios que van a dar otro giro de tuerca más a todo el juego,  a partir del próximo día 5 de agosto.


Vamos a ir ennumerando lo más importante que se nos presenta:

-Tres nuevos Tormentos: XI (GR 50), XII (GR 55) y XIII (GR 60). Como podéis ver, el farmear en XIII equivale a una falla superior (Great Rift) de nivel 60, con lo que, cuando tengamos la build adecuada, el farmeo nos va a permitir subir más niveles de leyenda con mayor rapidez. Esto también significa que, con toda probabilidad, las builds de farmeo rápido que hasta ahora sólo valen para Tormento X, quedarán desfasadas. Tocará renovarse de 0, o casi, muy posiblemente.

-Nuevos poderes y actualizaciones de ciertos objetos legendarios, incluídos gemas. Esto no está todavía especificado al 100%, pues del PTR al próximo parche (2.4.2), todavía nos podemos encontrar cambios.

-Ahora, al cerrar una falla, una parte de la experiencia obtenida se suma al total. Esto es una buena noticia para evitar que se nos "cuelen" en las partidas multijugador, los típicos chupa-exp. Así se verán obligados a terminar la falla para sumar la experiencia total.

-Las máquinas infernales ahora van a caer con un mejor índice de probabilidad. Desde Tormento I, que será del 50%, hasta tormento IV, que será del 100%. A partir de ahí han de caer sí o sí, y se incrementará la posiblidad de que caigan dos máquinas infernales. Esto hará menos tediosa la búsqueda de dichos objetos y hacer más ameno la consecución de los amuletos y anillos infernales.

-Si empezamos el modo historia, a partir del nivel 5 de nuestro héroe, el Rey Esqueleto soltará la Corona de Leoric. No tengo claro con qué grado de probabilidad, pero habrá que intentarlo. Esta corona nos facilitará mucho la subida de experiencia, si le engarzamos un Rubí (rojo). Recordad que esto sólo es jugando el modo historia, no el modo aventura.

-Engarzar un Topacio (amarillo) en el casco ya no nos dará un bonus de hallazgo mágico. En su lugar nos dará un porcentaje de recucción de costes de recursos. Este porcentaje se aplica de la misma manera que los Diamantes (blancos). Es decir, lo máximo sería una reducción del 12,5%. Puede ser un cambio importante para algunas builds.

-Ahora podremos ver en el mini mapa los iconos de los pilones mágicos, lo que será de bastante utilidad cuando podamos usarlos estratégicamente con algún boss de fallas superiores (combinar un pilón de invencibilidad y otro de aumento de daño, por ejemplo) y tenerlos mejor a la vista.

-En Tormento XIII los contratos nos ofrecerán 8 objetos por bolsa, algo también de especial relevancia, pues esto nos va a permitir sufrir menos para recolectar objetos de uso en el Cubo de Kanai. Además de que la probabilidad de que consigamos una segunda máquina infernal en las fallas es de un 90%. Y los monstruos de las máquinas infernales (los "ubers") soltarán 3 ingredientes (para craftear anillos y amuletos infernales) con una probabilidad del 100%.

-Y como elemento algo chorra, vamos a disponer de una tecla que nos oculte totalmente el HUD. No le veo la gracia a esto, pero en fin, supongo que a alguno le gustará.

El resto de cambios podéis leerlos en este post de Battle.net.

Builds de inicio que conseguiremos si completamos los cuatro primeros capítulos del diario de temporada.


Si bien es cierto que nunca puede llover a gusto de todos, en mi caso veo unos cambios muy interesantes que le dan un nuevo impulso al juego. Muchos critican que Blizzard tiene algo olvidado el juego y que todavía quedan clases mal balanceadas. No comparto esa opinión. Cada tres meses el juego se actualiza con cambios (otra cosa es que sean más o menos relevantes) y siempre ilusiona empezar una temporada, aunque sólo sea para comprobar cómo funcionan las nuevas builds, ver hasta qué GR llegamos y en definitiva, siempre tener este juego como "juego paralelo" junto a otros.

Desde 2012 este juego sigue instalado en mi PC, y me ha reportado, literamente, miles de horas. Y, aunque siempre todo se puede mejorar, creo que Diablo III está en muy buena forma a día de hoy. Me sigue enganchando con cada temporada, y queda ya muy lejos aquellos torpes inicios con la Casa de Subastas y aquellas historias.

Por último, añadir que, como siempre, en la genial e imprescindible web Diablofans, algunos usuarios han elaborado tablas con todo lo necesario para guiarnos por la próxima Temporada 7. Desde consejos para subir más rápido a nivel 70, así como toda la información de las buils de inicio, recompensas del diario, conquistas, etc... Podemos echar un vistazo a esta mini-guía y a este esquema (ambos en inglés, pero que se entienden perfectamente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario