domingo, 8 de mayo de 2016

E3 2016: Calentando motores



Apenas queda un mes para la próxima entrega del evento del videojuego más referente en el mundo, y estamos asistiendo estos últimos días a una pequeña avalancha de acontecimientos. Abril ha sido un mes de betas casi una detrás de otra. Mientras escribo estas líneas se va a acabando el tiempo a otra beta más, la de Overwatch, el estreno de Blizzard en el mundo de los FPS multijugador. Ya hemos comprobado cómo van a ser juegos de lanzamiento inminente, como DOOM, y otros que nos pillan más en la lejanía, como el nuevo Mirror´s Edge. Y el hype levandado por EA-DICE con el próximo Battlefield 1, quienes quisieron mantenernos en vilo un día entero hasta las 10 de la noche.


Precisamente con Battlefield 1 me paro a pensar todo lo que está ocurriendo en estos momentos en este mundillo. Han preferido mostrar algo de este juego, su presentación inicial, un mes antes de todo un E3. Lo que me lleva a pensar en dos posibles motivos para tal decisión. La primera es que saben ya todas las desarrolladoras de antemano que el hardware va a sobreponerse al "soft" en dicha feria. Es decir, que Microsoft y Sony van a presentar sí o sí sus nuevas máquinas (de Nintendo sin embargo te lo puedes esperar todo y nada). Y eso va a causar tal expectación que los juegos van a pasar a un segundo plano. Eso por un lado.

La otra opción sería el desinterés que parecen mostrar algunas compañías ante tal evento. Cada vez más optan por no asistir, o asistir pasando un poco desapercibidos. O hacer un evento cercano a las fechas de la feria, y autorealizarse un mega-vídeo, al estilo Direct de Nintendo, para así ofrecer algo más especial. Sea como fuere, da un poco de pena pensar que tantas sorpresas se van desvaneciendo para un acontecimiento tan esperado todos los años, como es el E3. Si nos fijamos, se está moviendo  todo con algo más de virtuosismo que lo normal. Muchas betas, anuncios, fechas... Si ayer nos enterábamos de la existencia de Battlefield 1, hoy nos despertamos con una nueva fecha de lanzamiento: Carmageddon Max Damage saldrá, a priori, el 8 de julio.

Por eso digo, que creo que se están poniendo las pilas para ir mostrando cosas que muy probablemente van a quedar eclipsadas en el próximo E3. Nuevas versiones de las consolas actuales y todo el tema de la realidad virtual tienen todas las papeletas de coronar todo lo que se va a ver del 14 al 16 de junio. Personalmente me interesan más los juegos, si soy sincero. No voy a correr a por una NEO 4.5 ni ONE 1.5. Y de las gafas RV, después de probarlas, pues como que de momento mi interés por hacerme con una es casi nulo. No les veo un futuro a largo plazo. Todavía no logro encajar estos dispositivos en el jugador de la calle. Más bien me parecen una moda que pasará, como ha pasado con las 3D.

 Un youtuber hace sus predicciones particulares.

Seguiré de cerca las especificaciones de tales artefactos porque, de todas maneras, hay que estar informado. Pero tengo más ganas de juegos. Tengo ganas de ver qué tiene Sony Santa Mónica entre manos, y si un nuevo God of War está en camino. Quiero ver cómo luce el mundo de los Locust con el primogénito de Marcus Fenix en Gears of War 4. A Battlefield 1 en pleno ingame. Al nuevo CoD también. Qué hay de nuevo sobre The Last Guardian. Cómo ha ido evolucionando Horizon Zero Dawn. For Honor tampoco se me olvida. Y así seguiría rellenando el párrafo con más y más juegos. Porque lo que se dice sorpresas, salvo que Nintendo la líe parda, parece que muchas no van a haber.

Así que creo que si bien las últimas semanas de abril han sido moviditas, veo muy factible que este mayo sea también algo para ir metiéndonos en faena sobre lo que nos viene encima. Guste o no el camino que está tomando el sector de los videojuegos, de lo que no hay duda es que nos vamos a entretener mucho de aquí a que llegue el verano. De momento ya se nota mucho que están calentando el ambiente y preparando el terreno para lo que, esperamos, sea de nuevo un evento que esté a la altura de todo un E3. Ya queda muy poquito.

2 comentarios:

  1. Lamentablemente creo que la tendencia de los últimos años si que ha sido llevarnos muchas sorpresas, pero en el mal sentido de la palabra. Yo tampoco espero ya este evento con las ganas de antaño. Sera mi edad o la del propio evento, pero algo está pasando factura… :(

    ResponderEliminar
  2. Más bien creo que es lo que rodea al propio evento que, cada año, se encargan de bajar el pistón de la ilusión las propias compañías. Nintendo ya ha dicho que no va a realizar conferencia. Una compañía que va a estrenar consola nueva y... ¡no hace conferencia!. Hará lo del treehouse presentando al nuevo Zelda, y gracias. Sony y Microsoft son las únicas que le siguen dando vidilla.

    Personalmente me sigue pareciendo una torpeza que cada una haga lo que le venga en gana, por destacar o hacerlo distinto. Tienen un lugar donde les mira medio mundo, y en lugar de aprovechar eso, hacen el gilipollas.

    ResponderEliminar