sábado, 23 de abril de 2016

Gears of War 4: Impresiones de la (polémica) beta



No me adapto a una cuando ya estoy inmerso en otra. Ojalá hablara de mujeres, pero no, hablo de betas. Este mes de Abril está siendo un torbellino de versiones de prueba de los próximos lanzamientos de aquí a final de año. Tras la grata sorpresa que me he llevado con DOOM, ahora toca hablar de la que es, probablemente, la beta que con más ganas he esperado. Gears of War 4 va a ser el bombazo de finales de año, y uno de los clavos ardientes a los que Microsoft se va a agarrar para poder despuntar algo más de lo normal en lo que a ventas de consola se refiere. Pero no sé yo hasta qué punto el juego se está publicitando de la manera correcta, pues esta beta está desconcertando y cabreando a la gente casi por partes iguales.


Como poseedor de Gears of War Ultimate Edition, el día 18 recibí mi correspondiente código para poder descargar y jugar a la beta antes que el resto de la gente, que lo harán sin restricciones a partir del lunes 25 de Abril. Tras un par de días dándole caña al tema, he de confesar que no me ha agradado mucho lo que he jugado. Y voy a empezar por lo que más controversia está creando entre la gente: los gráficos. Hablar de Gears of War siempre ha sido sinónimo de gráficos punteros, de exprimir hardware consolero hasta el límite. Es más, el primer Gears fue toda una maravilla en su momento, con aquel motor Unreal Engine dándo todo lo que daba de sí entonces.

Choca de sobremanera que esta beta represente un dibujado gráfico bastante indigno para lo que en principio cabía esperar. No puedo decir ahora mismo qué versión del juego es esta beta. Sí puedo afirmar que es una versión muy prematura de lo que supuestamente será, gráficamente, al final. De eso estoy convencido. Tan prematura que más que beta, me parece que estamos ante otro caso de Alpha o Pre-Alpha (como sigamos así lo próximo que nos van a ofrecer será el código de programación...). Para que os hagáis una idea de lo que digo, es como ver un juego de PS2 remasterizado. Tiene toques que la propia PS2 no podría mover, pero no deja de parecer lo que es, un juego de PS2.

Mucho xboxer, incluso desde fuentes oficiales de Microsoft, intenta calmar las aguas revueltas aclarando que, ojo, esto no deja de ser una beta. En cierto sentido tienen razón. Pero no es menos cierto que las betas, históricamente, al final suelen guardar un peligroso parecido con el resultado final. Cualquiera que lleve años probando betas sabe de lo que hablo. Yo también quiero dar ese paso de fe, porque no me creo ni de coña que la versión definitiva contemple semejante insulto gráfico, ni por asomo. Estaríamos ante uno de los mayores fracasos y uno de los mayores ridículos de toda la historia del videojuego. Pero es que estas cosas no se pueden hacer así. Por eso pienso que todo el tema este de las betas se les está yendo de las manos a las compañías.


Sea beta o no, estás publicitando tu juego. Si es a nivel "semi-privado" y te están soltando hostias como panes... y a partir del lunes que cualquiera con una ONE la va a jugar... pues como que preveo que va a ser un lunes muy malo. Más malo de lo normal, seguro. En mi opinión sacar un producto de prueba en este estado es una inmensa equivocación, porque ofrecer el juego en una fase tan prematura induce a error en mucha gente que va a contemplar un aspecto muy negativo del juego. Y ya puedes salir mil veces por twitter a aclarar qué es una beta. Muy seguramente esto se va a paliar con la versión jugable que se va a mostrar en el próximo E3, pero creo que va a costar un poco remontar esta cagada.

Eso sí, este bajonazo gráfico hace que las partidas se muevan a 60fps. No son demasiado constantes pero por ahí suele andar la tasa de frames por segundo. Mucha fluidez para las partidas 5 vs 5 repartidas en tres mapas y dos modos de juego. El primero es el clásico deathmach por equipos. No he comprendido todavía el objetivo del segundo modo, así que no sé qué decir. He probado bastante más tiempo el primer modo, así que hablaré de este. El caso es que en esencia hereda la jugabilidad de Gears of War 3, en su multijugador, añadiendo toques extra como las nuevas ejecuciones o la posibilidad de sacar de la parte de atrás, al enemigo apostado. Como no puede ser de otra manera, el ritmo es más bien pausado, o al menos para mi gusto en este tipo de juegos así lo es.

Lamentablemente la escopeta suele ser el arma más usada, y la que más desconcierto causa. No logro entender cómo a mí me matan de un sólo disparo y yo tengo que vaciar mi escopeta a bocajarro y no hago nada. No sé si es que sufro un lag como una catedral, o de repente me he convertido en un tío manco para estos juegos. Por supuesto no faltan los camperos de turno, con sus flechas explosivas. Se dan también situaciones tan cómicas como tristes. Me parece "genial" que me partan por la mitad con la motosierra, en mi propio sitio de respawn, y con mis compañeros haciéndose los suecos. Igual me ha tocado jugar con los más gilipollas de la beta. O son niños rata de tapadillo que vienen del CoD.


El sistema de juego es un poco como si jugáramos al pilla-pilla mezclado con el escondite. Sí, como podéis observar, no soy muy adulador de los modos multijugador de Gears of War. Excepto aquellos modos horda cooperativos del primero, el resto (versus) me parecen una auténtica tontada. Y si en un juego normal la cosa no es de mi agrado, en una beta como esta, pues os lo podéis imaginar. Reconozco sin embargo que tiene sus momentos, sobre todo cuando hay refriegas al toparse dos o tres de cada equipo con otros tantos. Pero para alguien como yo, acostumbrado a cosas como a dar bandazos rápidos en otros juegos de corte mucho más trepidante, como los FPS, pues se me hace desesperante.

Si notas que te van a pillar por la espalda no tienes muchas alternativas. Los movimientos de los personajes son lentos y es muy complicado apuntar pensando en el lugar hacia donde se va a mover el contrincante. Como digo, es una delicia para camperos y gente así. Los mapas además se me han hecho demasiado grandes para este tipo de enfrentamientos, y con un diseño que no aporta mucha imaginación. Creo incluso que uno de ellos es un copy-paste del primer Gears. Y poco más puedo contar. Eso sí, se mantiene el control clásico de todos los Gears, con la cruceta para elegir las armas, pulsar A para correr, et...

En definitiva, una beta que da un poco de bajón. Si bien mi punto de vista no es precisamente justo, pues no me gustan este tipo de juegos multijugador, me sabe aun peor contemplando esos gráficos tan desfasados. Esperaba encontrar consuelo al menos en este apartado, pero ha resultado ser lo peor de la beta. Personalmente pasaré olímpicamente del multi cuando me haga del juego completo, y me centraré en el modo historia, pues ese sí promete. El problema es que ahora me asaltan dudas que antes no tenía. Es lo que pasa por sacar una chorri-beta en pañales, en vez de sacar una jodida demo en condiciones a falta de seis meses para el lanzamiento. Después, a llorar y a dar explicaciones. No aprenden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario