martes, 29 de marzo de 2016

Zack Snyder es el nuevo Uwe Boll



No suelo comentar nada sobre cine, salvo que tenga algo que ver con videojuegos. Este blog va precisamente de eso, de juegos, y de todo lo relacionado con el mundillo. Pero como este sitio me cuesta dinero mantenerlo, me voy a permitir las licencias que considere oportunas, eso sí, procurando no desviarme mucho del objetivo de un blog de estas características. Todo esto viene a cuento porque la pasada semana santa me gasté también un dinero en otra cosa: ver la última película de Zack Snyder, autor del último taquillazo de Hollywood llamado Batman VS Superman. Y de ahí que meta, no sin cierto calzador, a Boll y de rebote, su conexión con el mundo de los juegos.


Para quien no lo sepa, Uwe Boll es uno de los peores directores de la historia del cine. Fan de los videojuegos, parece como una especie de "niño rico" que se puede permitir el lujo de contar con grandes presupuestos para hacer películas. Este director alemán es autor de bodrios infumables tales como House of the Dead, Far Cry o Bloodrayne, entre otras. Hablo de películas, no de juegos. Para que os hagáis una idea de lo que representa alguien como Boll en todo esto, es como si, un amigo mio y yo, que no tenemos ni idea de cómo se hace una película, nos dieran todos los medios necesarios para hacerla. El resultado, salvo milagro inexplicable, será un desastre como un castlillo.

Por tal cosa he llegado a la conclusión de que Zack Snyder peca de exactamente lo mismo. Con la diferencia de que sus películas no se basan en juegos, sino en cómics. Admito que se convirtió en un principio en uno de los directores que más me impresionó con su primer gran trabajo: 300. Y si soy sincero, no me disgustó en absoluto Watchmen. Pero sólo con lo que acabo de escribir ya me doy cuenta de una cosa: el escalón que hemos bajado de una película a otra. Y es que, el bueno de Snyder parece empeñado en ir bajando escalones con cada película que dirige. Sucker Punch, su tercera obra que yo recuerde, es un film que tengo enrevesado. Tiene cosas que me encantan, y al mismo tiempo otras que me parecen terribles.


 Cuidado con este tráiler oficial. Es prácticamente un resumen de toda la película.

Seguimos bajando el listón. Después le tocó el turno al Hombre de Acero, una película bastante irregular que, sin embargo, y con perspectiva en el tiempo, ha ganado algunos enteros. Eso es culpa principialmente de su último trabajo: Batman VS Superman. Y es aquí, señores, donde yo me bajo del carro hasta nuevo aviso. Es la última película de Zack que me he tragado, y dudo mucho que vuelva más a confiar más en este director. Ha logrado que mi interés por todo lo que rodea a La Liga de la Justicia pase a 0. Al menos mientras sigua él tras los proyectos y su grupo de guionistas y montaje, que es para echarles de comer aparte.

Salí de la sala absolutamente abatido, sin comprender prácticamente nada de lo que había visto. Las personas que me acompañaron, fan de los comics incluídos, no daban crédito a semejante insulto intelectual. Me da igual lo fan que uno sea de los comics: Batman VS Superman de Zack Snyder es una de las peores películas de superhéroes que he visto jamás (y mira que de Marvel también me había tragado truños similares, ojo). No me esperaba esto de DC y Warner. De hecho, no soy el único descontento con la película. Se está llevando muchos palos de la crítica y público. Pero lo mejor viene de las últimas declaraciones de Snyder, dando una lamentable huída hacia adelante:


Para mear y no echar gota. Habría que decir al señor Snyder que es imposible calcar la estética de un cómic al lenguaje cinematográfico. Más que nada porque hay una diferencia abismal entre leer un comic y visionar una película. Lo que debe usted hacer, es ADAPTAR las sensaciones que transmite la lectura de un cómic a una película. Y con esto no digo que sea algo fácil, ni mucho menos. Pero escudarse, viendo las malas y feroces críticas que se está llevando la película, con una frase así, no hace más que bajar el listón al nivel de otros directores como Uwe Boll. Al final son los dos iguales. Ambos actúan a lo niñato consentido y bravucón. Pues nada Zack, hasta más ver. Has conseguido que muchos perdamos total interés en La Liga de la Justicia. Y sobre todo, que perdamos la fe (si es que quedaba todavía algo) en un director como tú. Pero vamos, eso te da igual, mientras arrases en taquilla a lo 50 Sombras de Grey... que siga la fiesta.

1 comentario:

  1. Efectivamente mientras haya beneficios la proliferación de mierdas cinematográficas va a ser la norma…. Pero es lo que hay, el público demanda cada vez mas basura…

    Todavía no la he visto, aunque supongo que acabaré viéndola de alguna manera u otra. Y eso que el “disfraz” de batman parece de Mazinger Z. Tengo Deadpool demasiado fresca en mente (y es muy recomendable) como para adulterar el concepto comic/película que tengo ahora mismo viendo Batman vs superman…

    ResponderEliminar