sábado, 5 de marzo de 2016

Quantum Break es ya "ex-exclusivo"



Alpha, beta, gold, exclusivo, y... ¡zasca!. Microsoft se saca de la manga un nuevo estado de desarrollo. Menuda impresión que me están dando las últimas noticias relacionadas con, el que se supone que va a ser, el primer gran bombazo de este 2016: Quantum Break. Con un estudio de la talla de Remedy (Max Payne, Alan Wake...) y tras lo mostrado en pasados eventos, como el E3 de hace casi ya un año, había mucha expectación a poco más de un mes del lanzamiento del juego. El 5 de abril, si no sufre algún retraso que tan de mala moda parece estar últimamente este hecho, aterrizará en Xbox ONE y PC uno de los juegos más esperados de este año. Y ya acabo de mencionar algo que le resta enteros, es decir, el hecho de que no es exclusivo de ONE.


Es de esperar que los usuarios de ONE se sientan soprendidos y cabreados por el anuncio que ha hecho Microsoft, no sólo con respecto a Quantun Break, sino con demás títulos que son buques insignia de la marca, que también saldrán para PC. La excusa que dan desde Redmond es que quieren unificar la experiencia jugable y realizar una especie de matrimonio bajo Windows 10, con consola y PC. Entramos de nuevo en un viejo debate, como es el de los motivos por los cuales está o no justificada la compra de una consola.

Si estos juegos, que iban a formar parte del catálogo exclusivo de ONE, también salen para PC, ¿para qué quiero comprarme una ONE?. Es lo que se están preguntando durante estos últimos días muchos usuarios. En parte yo también me lo pregunto, aunque sin tanto alarmismo. Poseo el actual espectro de consolas actuales, y un PC de gama media-alta con lo suficiente para jugar a día de hoy a cualquier juego. Y sí, pienso que uno de los principales atractivos de una consola, son sus exclusivos. Si Sony no tuviera Uncharted 4 a punto de caramelo sólo para su PS4, no tendría mucho sentido tener una PS4. Que sería de Sony sin Infamous, Killzone, The Last of Us, God of War, etc..

Las consolas, salvo excepciones como SNES y Megadrive (y últimamente esa cosa extraña llamada Nintendo NEW 3DS), no se van mejorando vía hardware. Algo que supone el otro motivo por el cual alguien se decanta por una consola. Es decir, te la compras precisamente para no romperte la cabeza con actualizaciones de hardware, sistemas operativos, periféricos, y demás, que sí es algo que en el mundo del PC es imprescindible controlar. Phil Spencer, una de las cabezas más visibles de Microsoft-Xbox, no descarta encima que ONE pueda tener mejoras de hardware. No sabemos si esto ha sido un globo sonda más, pero es obvio que al jugador consolero de toda la vida no le tiene que hacer ni pizca de gracia pagar más dinero por mejorar las características de una consola.


Quantum Break no va a necesitar, de momento y que se sepa, ninguna mejora por hardware. Ya tiene suficiente con haber perdido su exclusividad, que no viene doblado al castellano (esto clama al cielo como nunca en este caso) y, para más inri, se ha confirmado que los capítulos de la serie con actores reales hay que descargárselos. No vienen en el Blu-ray. Además, sus útlimos gameplays no parecen ser la panacea que parecía en un principio, a pesar de que tiene un buen aspecto. De momento, me parece un "bluf" de juego, y mis expectativas ante él ya no son la mismas. Después se quejarán en Microsoft de por qué Sony les lleva tanta ventaja.

Es que no puedes ir estropeando algo que ya pintaba bien. Para una consola que has hecho bien, potente y robusta (ONE), vas y la cagas dándole a Sony en bandeja la actual generación. Para un exclusivo que tenías en alta estima por toda la comunidad, vas y haces todas estas tonterías. Remedy tiene mucha culpa también, que para eso son los reponsables del desarrollo. Pero llama la atención que Microsoft no exija un nivel de calidad a la altura que se presupone este ex-exclusivo. Quantum Break será puntuado por la prensa con sobresalientes y calificado de obra maestra. La realidad será bien distinta, como pasó con Metal Gear Solid V. Otro lamentable "bluf" que nos tuvimos que comer con patatas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario