viernes, 9 de octubre de 2015

Trampas en Diablo 3 y las políticas de Blizzard



Blizzard es un poco como Nintendo, en el sentido de que son algo "especiales" en la industria. Van a su bola, como se suele decir, alejándose del camino más tradicional o más común del resto de compañías. Todos sabemos que la política de Blizzard en cuanto a juegos es muy atípica: pocos juegos, casi contados con los dedos de una mano, pero que puedan perdurar años y años entre la comunidad online de jugadores. Lástima que no sean tan eficaces con otras cuestiones.


Diablo 3, en PC, es un juego que ha mejorado una barbaridad desde su lanzamiento. La casa de Subastas fue todo un error (aunque ellos bien que se forraron). El drop (caída de objetos) era absurdo y desesperante. Quien lo haya jugado recoradrá cosas como los pantalones de Inna con un stat de inteligencia o armas exclusivas del Bárbaro con destreza y chorradas similares. ¿Solución? Obligación de pasar por caja, aunque sea virtual (pagando con oro) para equipar decentemente a tu PJ.

Desde esos torpes comienzos siempre han existido trampas, bugs y gente queriendose aprovechar de aplicaciones, digamos "alegales", para obtener ventajas descaradas. Lo curioso del tema, en este caso, no es la existencia de tramposos. Eso siempre lo habrá. Lo que me llama poderosamente la atención son las decisiones que toda un titán como Blizzard con respecto a estos casos. Lo último ha sido el aprovechamiento temporal, de quienes se hayan percatado, de un bug que permitía usar la quinta pasiva del amuleto infernal.

Para quienes no estén metidos en el mundillo "Diablero" hay que explicar que en el juego existe un amuleto que cuesta mucho conseguirlo. No es difícil obtenerlo, sólo que hay que echar unas cuantas horas extras para poder generarlo, y normalmente supone una tarea muy pesada y repetitiva. El esfuerzo merece la pena, pues salga como salga, siempre nos ofrece una habilidad pasiva más. Cada personaje cuenta con un máximo de cuatro habilidades pasivas (reducción de daño, ganar vida por golpe, resistencias extras, etc...) y este amuleto nos brinda una quinta. Si lo tenemos equipado nos da una gran ventaja.

Pues bien, por un fallo del propio juego, lo que comúmente denominamos "bug", algunos jugadores se percataron de que, en una circunstancia determinada, era posible cambiar el amuleto por otro sin perder esa quinta pasiva. Un error del propio juego que cualquiera aprovecharía. Es más, incluso se puede dar el caso de que no nos demos ni cuenta, porque no es algo intencionado por parte del jugador. ¿Qué hace Blizzard en estos casos? Pues banearte... de por vida.



En ese vídeo (min. 4:10) se puede ver cómo es baneado en directo un streamer por usar dicho "truco". Admito sin embargo que no sé si habría recibido algún aviso antes, alguna advertencia por parte de Blizzard. En todo caso, me parece una medida muy desproporcionada. Es un error del juego. Antes de banear, subsana el fallo, y después hablamos. Porque no puede ser que se tomen estas medidas con este tipo de casos, cuando hay, a sabiendas, muchos jugadores usando bots y programas de terceros. Cosa que, paradójicamente, está estrictamente prohibida por Blizzard. ¿Qué hacemos con ellos, Blizzard?. Esos no se tocan ¿o qué?, porque suelen ser youclowns que te interesan... ¿verdad?.

Recordemos que Diablo III tiene un DRM que obliga a conectarnos a internet, aunque juguemos solos, así que si te banean te quedas sin juego. Un juego que, obviamente, has pagado de tu bolsillo, faltaría más. Veo totalmente lícito que la propia compañía tenga la capacidad de expulsar a los tramposos, pero no sé hasta que punto es, incluso legal, el hecho de hacer un ban permanente a un jugador por aprovecharse de un error, de un mísero bug. No ha hackeado el juego ni lo ha reventado. Vamos hombre, que levante la mano el que haya jugado online a cualquier juego y no haya echado mano de algún truquito-fallito que le suponía una ventaja. Blizzard... tú antes molabas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario