viernes, 14 de agosto de 2015

For Honor, o el intento de Ubisoft de reinventar el multijugador



Ha pasado un poquito desapercibido de manera algo injusta. Por eso quiero destacar por aquí la importancia que se merece un juego como For Honor. Ubisoft no representa exactamente el ejemplo a seguir en cuanto a innovación. Ahí está Watch Dogs. Pero con esta propuesta al menos se lanzan un poco a la piscina, a ver qué pasa, con algo un poco fuera de lo común. Esto es lo que espero del sector, algo que traiga aires frescos, aunque conlleve ciertos riesgos.


No es tarea fácil dar con un cambio de sentido en los juegos multijugador. Los FPS llevan muchos años estancados en este sentido, y tenemos constancia de hechos recientes (Destiny) que no dan lugar a muchas alegrías. For Honor se suma al carro de la aventura de lo desconocido. Una nueva IP (propiedad intelectual) siempre es de agradecer, y es lo que reclamábamos muchos antes del torbellino que han sido el E3 junto a la Gamescom. Parece ser que ya toca hora de arriesgar.

Y es que he de admitir que For Honor me transmite buenas vibraciones. Choca en un primer momento su planteamiento en tercera persona, que por otro lado me parece acertadísimo, pero basando el esquema en las típicas refriegas online con respawns. Además de eso, el hecho de que dichas batallas estén contempladas en épocas del medievo, con vikingos, samuráis y caballeros a lo Camelot zurrándose en peleas multitudinarias me parece un acierto bastante interesante.

Queda por ver todavía mucho de este juego. No sabemos todavía cómo serán las mecánicas de combate, ni las posiblidades tácticas o el tamaño de los mapas. Recordemos que a Ubisoft le gusta hacer cosas como a EA, es decir, jugárnosla a última hora con alguna jodienda. Pero bueno, nos hacemos una idea de lo que ofrece con el siguiente vídeo y su modalidad Dominación que, salvando las distancias, recuerda mucho a Battlefield:


No hay comentarios:

Publicar un comentario